Este jueves a última hora se conoció el fallo del segundo juicio contra Milagro Sala. Tras recibir una condena de tres años de prisión en suspenso por una agresión contra Gerardo Morales, la dirigente piquetera recibió este jueves una inhabilitación y una sanción económica de 3.780 pesos por un caso contravencional iniciado a raíz del acampe en la plaza Belgrano durante casi dos meses por parte de la organización que lidera, la Tupac Amaru.

 

Tras recibir la sentencia del juez contravencional Matías Ustarez Carrillo, Sala apuntó contra el gobernador de Jujuy: "Ésta es la justicia de Gerardo Morales, están criminalizando la protesta".

 

Precisamente, la sentencia contra Sala es "inhabilitación especial para formar parte de personas jurídicas y demás asociaciones civiles, sociales, culturales y deportivas que requieran autorización provincial para funcionar, por 3 años y 3 meses desde que quede firme la sentencia". Además, el magistrado ordenó la clausura de la sede de la Tupac Amaru de la calle Alvear por 3 meses.

 

"No fui yo sola. No sé por qué estoy acá yo sola", aseveró ante el juez antes de escuchar la sentencia, y agregó: "El acampe no fue una locura de Milagro Sala contra Gerardo Morales, se acordó en asamblea". Sala argumentó además que la decisión de realizar el campamento se tomó en una asamblea de varias organizaciones sociales, acusó al gobernador Morales de "sentar en el banquillo de los acusados" sólo a los dirigentes de la Tupac Amaru y sostuvo que en la provincia "están criminalizando la protesta".

 

"No creo en la justicia jujeña, ya que me tiene hace un año detenida injustamente", sostuvo. La Tupac Amaru "está siendo injustamente juzgada", advirtió la dirigente, tras enumerar a unas veinte organizaciones que participaron del campamento y bloqueo del centro jujeño que se realizó desde el 14 de diciembre de 2015.