El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó hoy que es “una gran mentira” que exista “un plan secreto para destruir al cine nacional”, tras la salida del ex director del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), Alejandro Cacetta, por denuncias de corrupción.

 

“Han intentado durante años que los prejuicios que tenían sobre nosotros se verifiquen en la realidad. Como no pudieron, ahora convocan a resistir supuestos planes ocultos que no existen”, sostuvo Peña a través de un mensaje desde su cuenta de Facebook.


El funcionario definió a Cacetta como “una buena persona”, pero sostuvo que “el equipo definió que era necesario un cambio para darle mayor dinámica a la gestión y para tener un mayor compromiso con las reformas necesarias para que haya más transparencia en el INCAA”.