“Ya somos muchos los recuperados. ¿Está mal que después de tanto, tengamos un pequeño festejo en honor a la salud?”. La provocativa convocatoria que comenzó a circular hace pocos días a través de las redes sociales para una fiesta exclusiva de recuperados de COVID-19 sorprendió a las autoridades del municipio de Quilmes.

En el flyer publicitario los organizadores aseguran que la “Not Covid Party” se realizaría el próximo sábado 4 de julio con “todas las medidas de seguridad” y solo podrán ingresar quienes compren entradas anticipadas y acrediten haberse recuperado del coronavirus con un certificado médico.

Incluso plantean que muchos de los asistente ya “contribuyeron” al esfuerzo sanitario con la donación de plasma.

El flayer que comenzó a cirucular por las redes invitando a la fiesta exclusiva para recuperados de Covid-19.

Si bien por el momento no se indicó el lugar exacto, la publicación del DJ Alan Gómez adelanta que será en Quilmes, uno de los municipios bonaerenses más golpeados por la pandemia.

Ante el potencial peligro sanitario de una convocatoria de estas características, que además violaría el aislamiento preventivo y obligatorio dictado por el gobierno nacional, las autoridades de la Agencia de Fiscalización y Control Comunal se pusieron en contacto con uno de los organizadores para que dé marcha atrás con el evento.

Sin embargo, se sorprendieron ante su negativa. “Lejos de retractarse o desmentir la publicación, manifestó su intención de llevar adelante la actividad ilícita y clandestina”, comunicaron desde la Municipalidad de Quilmes.

Por tal motivo, las autoridades locales insistieron en que cualquier tipo de “fiesta” o evento masivo “se encuentra absolutamente prohibida durante la vigencia del aislamiento social preventivo y obligatorio (conforme artículo 19 inciso 2 del Decreto Presidencial nº 576/2020 del 29 de junio de 2020, en relación al Decreto Presidencia nº 297/2020 del 19 de marzo del 2020)”.

Alberto de Fazio, secretario de Comunicación de Quilmes, explicó a un medio nacional que los organizadores ni siquiera figuran en el registro de recuperados.

“No lo van a hacer porque lo vamos a impedir, de ninguna manera. Además de perjudicarse ellos solos, también perjudican a la comunidad”, aseguró el funcionario.

Según la Organización Mundial de la Salud, actualmente “no hay evidencia” de que las personas que se han recuperado de COVID-19 y tienen anticuerpos estén protegidas de una segunda infección por coronavirus SARS-CoV-2.

Es por eso que la agencia de Naciones Unidas desaconsejó a los gobiernos la emisión de “pasaportes de inmunidad” o “certificados de estar libres de riesgo” a las personas infectadas, ya que no se puede garantizar su precisión.