La marca de ropa Ona Saez generó un enorme repudio tras difundir imágenes del lanzamiento de su última campaña en la línea infantil. En las fotografías que se viralizaron se muestran a dos modelos menores extremadamente delgadas.

 

La psicóloga Sonia Almada, especialista en infancia y adolescencia y directora de Aralma comentó: "Es un horror esa campaña. Me pregunto de qué manera una empresa piensa en la infancia cuando utiliza a dos niñas como objeto. Esas no son niñas reales".

 

La siempre polémica convivencia de la moda con la anorexia sumó un nuevo capítulo. Esta vez, más grave aún, con niñas como estereotipos de belleza. "Se baja un mensaje repudiable a muy temprana edad que puede llevar a terminar internalizándolo como normal. El mensaje dice que la belleza tiene que ver con ser flaco".

 

 

La especialista resaltó que las chicas que pueden mantener un cuerpo de ese tipo "sufren graves trastornos" y aunque destacó la omisión de los padres, no desligó a Ona Saez de responsabilidad: "Es un tipo de violencia. El tratar a los niños como un objeto. La empresa no está exenta. A los niños los tenemos que cuidar entre todos".

 

Después de la indignación generalizada en las redes sociales, la marca quitó de circulación a las imágenes de la polémica. A su vez, realizaron un descargo a través de su cuenta de Instagram, que luego borraron, en la que aclaran que "no son chicas anoréxicas" y dicen: "Se eligieron a las chicas de las fotos publicadas porque las conocemos y nos consta que son chicas felices que expresan valores como la hermandad, la amistad y la alegría".

 

 

Sin embargo, para Almada, la defensa esgrimida por la marca no es suficiente. "No es nada personal con esta empresa. No es la única, pero para llegar a su publicación, las fotos debieron pasar por muchas miradas y nadie dijo nada. Es un paradigma de belleza que entre todos tenemos que desterrar".

 

La diseñadora de Ona Saez salió a defender las polémicas fotos

 

Tras el descargo que hizo la marca en su Facebook, la diseñadora de la marca, Laura Audisio, también salió a defender la campaña en la radio."Nosotros elegimos gente común, gente sana, gente saludable, la realidad es que nos puso muy tristes todo lo que pasó, jamás quisimos trasmitir la anorexia o la bulimia. Nos sorprende que haya profesionales que sin conocer a las chicas las prejuzguen y digan que tienen una enfermedad", aseguró. Y agregó: "Nunca pensamos que la foto iba a provocar eso, las chicas están muy tristes por lo que dice la gente".