Del tamaño de Delaware. Según algunos cálculos, la fisura en la Antártida puede provocar un iceberg del tamaño del estado de Delaware -un estado norteamericano con una extensión de casi 6.500 kilómetros cuadrados-.

 

Un grupo de científicos argentinos analizó la evolución de una extensa grieta en la Antártida registrada en los últimos meses y comprobaron que la superficie desprendida ‘sería de unos 5.900 kilómetros cuadrados, unas 30 veces la superficie de la ciudad de Buenos Aires‘.


Así lo informó el ministerio de Defensa y precisó que la observación se hizo desde un avión de la Fuerza Aérea en el marco de la Campaña Antártica de Verano 2016/2017. ‘Los científicos del Instituto Antártico Argentino (IAA) sobrevolaron la Barrera de Hielo Larsen C para analizar la evolución de una extensa grieta‘, sostuvo el informe.
La cartera castrense puntualizó: ‘El reconocimiento aéreo permitió detectar que restan unos 20 kilómetros de grieta para que la masa de hielo se fracture totalmente y se desprenda hacia el mar y, según estimaciones realizadas por el IAA, la superficie desprendida sería de unos 5.900 kilómetros cuadrados, unas 30 veces la superficie de la ciudad de Buenos Aires‘.


A modo de comparación, la superficie del departamento sanjuanino de Caucete es de 7.502 kilómetros cuadrados. En cuanto a la Antártida, esta dinámica de fractura y desprendimiento de enormes masas de hielo alteran el balance entre el agua contenida en el hielo continental de la Antártida y el océano circundante, motivo por el cual los científicos siguen con preocupación la estabilidad de las plataformas de hielo, principalmente en la región de la península antártica.


Asimismo, analizan sus causas y evolución ante la posibilidad de que pueda estar vinculado al cambio climático global, aunque aún no hay conclusiones. El vuelo se realizó hacia la grieta que evoluciona en la región oriental de la Península Antártica, a unos 500 kilómetros al sur de la base Marambio.


En diciembre de 2016 la NASA (la agencia espacial de EEUU) difundió la imagen de una gigantesca grieta de una plataforma de hielo de la Antártida que se puede apreciar en in situ en el polo Sur. La grieta mide unos 112 kilómetros de largo, algo más de 90 metros de ancho y 530 metros de profundidad, y muchos expertos lo atribuyen a una consecuencia más del cambio climático. ‘La grieta atraviesa completamente la plataforma de hielo pero no llega a toda ella, pero una vez que lo haga, producirá un iceberg‘, comentó la NASA.