Buenos Aires, 5 de diciembre.- El decreto 2830/11 fue dictado por el Departamento Ejecutivo Municipal de Florencio Varela y ordena la prohibición de la tenencia, comercialización, depósito y venta minorista al público de todo elemento de “pirotecnia o cohetería”, sea este de venta libre o no y/o fabricación autorizada.

La disposición rige hace diez y estará vigente durante los próximos seis meses con el objetivo de extremar las medidas de seguridad y proteger la integridad física de la población y de sus bienes, según se argumentó a través de un comunicado de prensa.

Es más, la medida prevé sanciones de multas y clausuras para todos aquellas personas físicas y jurídicas que no acaten la resolución municipal, pese a que no hay leyes nacionales y provinciales que prohíban la utilización de fuegos artificiales.

A los efectos del decreto, es considerada pirotecnia “cualquier composición pírica explosiva o dispositivos que la contengan, preparados con el propósito de producir un efecto visible, audible y/o mecánico”.