En las últimas horas, las autoridades de Salud de la Ciudad de Buenos Aires emitieron un alerta porque dos niños fallecieron en el Hospital Elizalde y otros tres fueron internados - uno de ellos ya fue dado de alta- producto de la infección causada por la bacteria Streptococcus pyogene. Más tarde se conocieron dos muertes más, la de una nena en Rosario (Santa Fe) y otra en Posadas, capital de Misiones.

 

* ¿Qué es el Streptococcus pyogenes?

 

El germen de la bacteria es la causa más común de faringitis con fiebre alta. Se aloja en la garganta y en la piel, y suele proliferar en las semanas previas al fin del invierno.

 

Si la bacteria invade la sangre produce un cuadro de shock que tiene una alta mortalidad, que oscila entre el 20 y el 30% de los casos.

 

Los virus, como la influenza (gripe) favorecen la sobreinfección bacteriana. Por otro lado, hay un riesgo mayor si el niño tiene varicela, porque bajan sus defensas y el streptoccus puede generar una enfermedad grave.

 

* Cuáles son los síntomas

 

- Fuerte dolor de garganta o faringitis.

 

- Fiebre alta.

 

- Lastimaduras en la piel.

 

- Si los padres identifican estas señales, deben que acudir rápido al médico.

 

* La importancia de la detección precoz

 

Si bien no hay vacuna preventiva para la bacteria, si se realiza una consulta médica y se diagnostica a tiempo, los síntomas se pueden tratar con antibióticos tipo penicilina.

 

La bacteria se puede detectar a través de un hisopado cuyo análisis se puede realizar rápidamente. A través de él, se determina si la bacteria es streptoccus grupo A o pyogene. Si se trata de esta se medica con antibióticos.

 

Un chico tratado luego de las primeras 12 o 24 horas deja de contagiar. Mientras que, luego de 3 días no tiene más fiebre ni dolor de garganta.

 

* Cómo se puede prevenir el contagio

 

La clave es lavarse las manos, cortarse las uñas y es importante no automedicarse. Por otro lado, se recomienda que aquellos que no se vacunaron contra la gripe lo hagan, ya que los días de frío aún no terminaron.

 

Fuente: infectólogo Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital Ricardo Gutiérrez para C5N.