Juan Manzur será el nuevo jefe de Gabinete en reemplazo del desgastado y apuntado Santiago Cafiero. Esta había sido una de los exigencias de Cristina Kirchner, y finalmente este viernes por la noche el presidente Alberto Fernández cumplió el deseo de la vicepresidenta:

El hasta ahora gobernador de Tucumán se había reunido el jueves por la tarde con el mandatario en la Quinta de Olivos, para analizar junto al jefe de Estado la ola de renuncias de funcionarios nacionales que responden a Cristina Kirchner. Si bien luego del encuentro trascendió que Manzur no había aceptado un ofrecimiento de Fernández, finalmente horas después se terminó concretando su llegada como ministro coordinador.

El cirujano, sanitarista y médico legista es un viejo conocido de la vicepresidenta, ya que fue designado ministro de Salud a mediados de 2009 cuando Cristina estaba a cargo del Poder Ejecutivo y se mantuvo en ese cargo hasta el final de la primera etapa del kirchnerismo.

Tras su paso por la cartera sanitaria, el 23 de agosto de 2015 fue elegido gobernador del “Jardín de la República” por el Frente para la Victoria, con el 51,64% de los votos. Mientras que cuatro años después, en 2019, se presentó nuevamente en busca de su reelección y ganó por un amplio margen frente a su rival Silvia Elías de Pérez. Mientras que en el período 2017-2019 fue elegido como presidente pro tempore de la ZICOSUr (Zona de Integración del Centro Oeste de América del Sur).

En su provincia también fue electo vicegobernador y titular de la Legislatura en 2007, compartiendo fórmula con el cuestionado José Alperovich. Mientras que cuatro años antes, en 2003, había sido designado como ministro de Salud.

Además se desempeñó como secretario de Salud en el partido de La Matanza, cuyo intendente era Alberto Balestrini, y luego como viceministro de Salud en la provincia de San Luis.

Si bien a partir de ahora la figura de Manzur alcanzará un mayor grado de conocimiento en la opinión pública argentina, en 2009 su imagen atravesó los límites de su provincia y se hizo conocida cuando asumió al frente de la cartera sanitaria en reemplazo de Graciela Ocaña.

Su primer objetivo al frente de la cartera sanitaria fue el de frenar y combatir la epidemia de Gripe A (H1N1), y entre cuyas medidas sobresalió la creación de una cuenta de 1000 millones de pesos para paliar la epidemia en todo el país.

El flamante jefe de Gabinete también sufrió un capítulo con la Justicia, ya que en abril de 2018 el fallecido juez Claudio Bonadio lo procesó por presuntas irregularidades en la licitación de los elementos del denominado “Plan Qunita”, dada su responsabilidad como ministro de Salud en ese momento. Sin embargo, el político tucumano fue sobreseído, una decisión que la Cámara Federal dejó firme en mayo de 2019 con fuerza de cosa juzgada.

Tras su nueva designación, se expresó en las redes:

Fuente: TN