La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires aconsejó alquilar departamentos a través de inmobiliarias y, de hacerlo a través de contactos en la web, tomar recaudos para evitar ser estafados y desconfiar si el precio es muy bajo, chequear al usuario y no brindar demasiada información personal vía telefónica.

 

En tal sentido, el organismo emitió una serie de recomendaciones con los pasos a seguir si ya se fue víctima de una estafa y difundió los organismos ante quienes se puede reclamar.

 

 

En su página web, aconsejó "alquilar a través de inmobiliarias registradas, y no en páginas web que no tengan un respaldo. Verificar a través del colegio de martilleros de las distintas ciudades que las inmobiliarias cuentan con la correspondiente habilitación".

 

Destacó que hay que "desconfiar de anuncios con precios demasiado bajos, así como de anuncios con faltas de ortografía, lenguaje con incorrecciones o mal redactado y no realizar transferencias bancarias ni enviar pagos por empresas internacionales si no conoce fehacientemente a quien se le deposita el dinero".

 

Recomendó también "realizar una búsqueda previa en Internet para conocer la existencia del inmueble que se ofrece en alquiler y quién lo publica, para que de esa forma nadie se lleve sorpresas; y si se indican teléfonos o mails de contacto, previamente consultar en Internet verificando si son reportados por otros usuarios como fraudulentos".

 

"Tener presente que los buscadores de Internet pueden ser una buena opción de cotejo de datos, realizar una investigación del usuario y la oferta con anterioridad a realizar cualquier depósito o envío de dinero y prestar suma atención a las conversaciones telefónicas y a las comunicaciones por Internet en las que se pida entregar información personal. Verificar previamente y por otro medio, la identidad de quien lo está consultando y no brindar información que permita su identificación o la de su familia", precisa la Defensoría.

 

El organismo provincial recomienda también que "si se recibe una llamada o correo haciéndose pasar como representante de una institución financiera o banco, pidiendo datos de la cuenta o información personal, cortar o no responder y llamar inmediatamente al banco para verificar la información".

 

En caso de haber sido objeto de una estafa, la Defensoría bonaerense informa que al momento de la denuncia debe adjuntarse "la dirección del sitio web del anuncio del inmueble en alquiler, acompañando impresiones de pantalla; los datos de contacto que le hayan realizado; los intercambios de mails que se hayan realizado; el comprobante de depósito o envío de dinero; sus datos de contacto (dirección, teléfonos, y correo electrónico)".

 

Además, deberá "realizar un relato del hecho indicando con la mayor precisión fechas en que entabló contacto, en que realizó el depósito o transferencia, fecha de arribo a la ciudad y de qué modo advirtió que el inmueble no estaba en alquiler o no existía, y aporte testigos si existieran".

 

Finalmente, detalla que se pueden efectuar reclamos ante: Dirección Nacional de Defensa del Consumidor. Tel: 0800-666-1518; Ministerio de Turismo de la Nación. Tel: 0800-555-0016; Subsecretaria de Turismo de la provincia de Buenos Aires. Calle 53 Nº 510 - CP 1900. +54 (0221) 429-4038; Oficina de Defensa del Consumidor: Calle 12 esq. 53 Torre II Piso 13 - CP 1900. (0221) 429-5639 y la -Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires Tel: 0-800-222-5262.

 

La Defensoría puso en funcionamiento una oficina móvil que atenderá durante el verano en distintos puntos de la Costa Atlántica, con el fin de descentralizar la recepción de quejas, para que la gente pueda tener cerca un punto de contacto que le permita conocer cuáles son sus derechos y la forma más rápida de poder encontrar una solución a los reclamos.

 

La oficina móvil funcionará en Necochea, Miramar, Mar del Plata, Santa Clara del Mar, culminando a principios de marzo en San Clemente del Tuyu y Mar de Ajó, abarcando así toda la costa del sudeste de la provincia.