Un viaje relámpago plagado de escándalos es el que está viviendo Diego Armando Maradona, quien actualmente se encuentra en España para ver en el Santiago Bernabéu el encuentro de octavos de final de la Champions League entre Real Madrid y Napoli. Luego de discutir y amenazar a un periodista con "si te pego te estropeo la cara", ahora quedó envuelto en una pelea con su pareja Rocío Oliva. Aunque la Policía acudió al lugar, Matías Morla, abogado del ex futbolista, minimizó lo acontecido.

 


"No pasó nada. Más de lo mismo, por ser Maradona. Fue una discusión normal y ella llamó para pedir otra habitación, más un grito que se escuchó. Llamaron a la Policía y se montó todo un show", expresó el letrado en diálogo con Luis Novaresio en Radio La Red. Prosiguiendo con su relato, el doctor expresó: "Diego habló con el oficial y le preguntó para qué van sin una denuncia. Le preguntaron a cada uno si iban a hacer una denuncia; dijeron que no y se fueron".

 

 

Pese a estas palabras, Morla sí reconoció un encontronazo en la pareja: "No hubo situación violencia, ni denuncia penal. Tampoco alcohol ni drogas. Quedó en el marco de una discusión privada. Pero lo que pasa es que Maradona no tiene una vida privada, es pública". "Ahora recibí llamadas de la FIFA, del presidente de Napoli, todos preocupados. A mi me pasó de estar en un hotel, pelear e ir al lobby o otra habitación, pero como es Maradona…", relativizó el abogado en el medio de la charla.

 

Además, explicó el motivo del enojo del ex futbolista con la prensa en su estadía por España: "Le pidió a la seguridad que quite a los periodistas para poder cenar tranquilo. No quería que saquen fotos. El tema es que querían una foto de Diego Jr y Dalma". "El hotel también fue poco serio, porque un periodista se hizo pasar por alguien del room service para sacar una foto a la fuerza", cerró Matías Morla.