Luego de varias horas perdida en la ciudad, en las que se instaló en una casa en construcción, el puma que mantuvo en vilo al Barrio Hipódromo fue puesta en libertad y volvió a la meseta su hábitat natural gracias a las tareas de la Dirección de Fauna de la provincia de Neuquén.

El animal apareció en una vivienda de Lago Viedma y Los Patos este miércoles por la mañana y estuvo allí hasta la tarde. Un equipo de veterinarios y funcionario de Fauna se hicieron presente e intentaron sedarlo para poder devolverlo a ambiente.

Sin embargo, cuando el operativo estaba montado y el puma ya había recibido el dardo tranquilizante, el felino salió corriendo, saltó por encima del alambrado y escapó pero fue recapturado a los pocos metros.

Finalmente, el animal fue puesto en libertad en su habitad cerca de Auca Mahuida. Lucia Redondo, responsable de Fauna dijo que se trataba de un ejemplar de entre 40 y 50 kilos, sano, fuerte, que se encontraba en buen estado de salud.