La Cámara de Casación dispuso por votación dividida la condena a cuatro años y medio de prisión contra el expresidente Carlos Menem por el pago de sobresueldos en sus gobiernos comprendidos entre los años 1989 y 1999.

De igual manera, Casación dispuso la condena sobre Domingo Cavallo, exministro de Economía del período menemista, por el tiempo de 3 años y medio.

El fallo se conoció tras la resolución de la misma cámara de absolver al expresidente por el paso del tiempo en la causa del contrabando de armas a Ecuador y Croacia.

Los jueces del tribunal, Eduardo Riggi, Ana María Figueroa y Ángela Ledesma, fueron los encargados de emitir dictamen. Riggi entendió que los planteos de la defensa eran entendibles, en tanto que las juezas restantes fueron quienes confirmaron la condena.

Sin embargo, el ex Presidente, de 88 años, no iría a la cárcel por dos razones: La primera es que dada su edad y su estado de salud, en caso de ser condenado, cumpliría la reclusión domiciliaria. A su vez, el Senado debería votar por el desafuero de Menem, quien hoy es Senador nacional y por tanto cuenta con inmunidad legal por los fueros que disponen los legisladores argentinos.

Pero el exministro Cavallo no dispone de fueros y por lo tanto esta decisión lo deja al borde de una eventual detención. La última alternativa judicial que dispone es la de presentar un recurso extraordinario para tratar la condena con la Corte Suprema de Justicia.