Valijagate. Antonini Wilson vive en Miami. El escándalo con los dólares coincidió con la campaña presidencial 2007 de Cristina Fernández de Kirchner.

 

 

La investigación por el supuesto pago de coimas durante el kirchnerismo que destaparon los cuadernos de Oscar Centeno revivió una de las primeras denuncias de corrupción durante el último Gobierno: la valija del venezolano Antonini Wilson.

Esta causa reveló los negociados del kirchnerismo con el gobierno de Hugo Chávez y la existencia de una "embajada paralela" entre ambos países.

El juez en lo penal económico Pablo Yadarola citó a indagatoria al exministro de Planificación Federal Julio De Vido, a su exsecretario privado José María Olazagasti, al extitular de la AFIP Ricardo Echegaray y al actual titular de Enarsa Exequiel Espinoza, en el marco de la causa por la valija con 800.000 dólares que el venezolano quiso ingresar al país el 4 de agosto de 2007.

Las citaciones ya fueron dispuestas para septiembre porque el Juzgado trabajará durante las próximas semanas en recabar más prueba para la investigación.

Las indagatorias fueron convocadas luego de que el miércoles el juez escuchara como testigo a quien fuera chofer de Olazagasti entre 2004 y 2010, quien dijo que -según dichos de terceras personas esa noche- fueron en realidad 4 millones de dólares los que superaron los controles aduaneros y que Uberti tuvo activa participación en la maniobra.

La declaración de este nuevo "arrepentido" llegó en medio de la investigación de los cuadernos que avanza a puro ritmo en los tribunales de Comodoro Py y despertó una causa que estuvo a punto de caer en el olvido.

Si bien la causa de la valija se creía prescripta por el paso del tiempo, al incluir como imputados a Echegaray y De Vido, quienes dejaron el cargo en diciembre de 2015, la investigación recién se extinguirá en 2025.

De Vido fue citado como partícipe de la maniobra de contrabando agravada porque es el jefe político de Uberti, quien formó parte de la comitiva del avión puesto por Enarsa que trasladó a Antonini Wilson al Aeroparque Jorge Newbery proveniente de Venezuela.

En tanto, Echegaray era el titular de la Aduana y también está convocado en calidad de partícipe, pues se sospecha que intentó a través de los agentes aduaneros presentes en ese momento que dejaran pasar la valija con el dinero ilegal.

El juez también tiene información de una gran cantidad de cruces de llamados que vincularían a Echegaray con los aduaneros presentes esa madrugada en Aeroparque. También tuvo en cuenta que Echegaray habría intentado persuadir a la primera jueza que tuvo a cargo el caso, luego de que tomara intervención y lo judicializara desde el primer momento.

Por lo pronto, el magistrado dispuso las indagatorias de un total de diez personas en el caso de la valija que aún sigue vigente y en la cual el único imputado hasta el momento, el extitular del Occovi Claudio Uberti, tiene falta de mérito.

El recordado episodio ocurrió el 4 de agosto de 2007, cuando la agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) María del Luján Telpuk ordenó abrir una valija del

empresario Antonini Wilson en un avión de la empresa Royal Class contratado por Enarsa. Al abrirla encontró U$S 790.550.


Recompensa a datos para recuperar dinero


A través de una resolución del Ministerio de Seguridad que se publicará en el Boletín Oficial en los próximos días, el Gobierno decidió que ofrecerá una recompensa de hasta $2 millones a quienes aporten datos que sirvan para recuperar dinero que haya sido usado en casos de corrupción. La medida se enmarca en la causa por el presunto pago de coimas en la obra pública, que tiene a varios empresarios y exfuncionarios K acogidos a la figura del "arrepentido". De manera explícita, el primer artículo de la resolución dice: "Ofrécese una recompensa para aquellas personas que aporten datos precisos que conduzcan a la recuperación de dinero, divisas o bienes en el marco de la causa Nº 9.608/2018, caratulada "Fernández, Cristina Elizabet y otros s/asociación ilícita"".

Se establece que quien aporte datos que sirvan para recuperar dinero de la corrupción se podrá adjudicar un 5% de ese monto, con un tope de $2 millones.