El Gobierno nacional presentó ayer un informe sobre el estado del Ambiente en Argentina en 2016 que revela que sólo el 12% de las aguas residuales recolectadas en el país son tratadas antes de verterlas a los ríos, que la mayoría de las ciudades no cuenta con controles continuos de calidad de aire y que hasta 2015 se perdieron 4.150.000 hectáreas de bosques nativos por deforestación en el país.

En 2016 el Inventario Nacional de Glaciares avanzó de 10 a 42%.

Respecto al estado del agua, el informe del ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable que conduce Sergio Bergman, en ríos como el Paraná o el Río de la Plata se identifican localidades cuyos efluentes son vertidos sin tratamiento previo y señala que aunque muchas ciudades poseen plantas de tratamiento de efluentes cloacales, ‘la mayoría no están operativas o cuentan con un deficiente estado de mantenimiento‘.
En este sentido, se relevaron 120 plantas de tratamiento de efluentes correspondientes a 9 provincias.

Asimismo, señala que más del 80 % de los argentinos cuentan con conexión domiciliaria a una red de agua potable mientras que casi la mitad de la población posee conexión domiciliaria a una red de cloacas.

A continuación los datos más destacados del informe:
    
Bosques: Argentina cuenta con 27.290.000 hectáreas de bosques nativos. Entre 1998 y 2015 se perdieron 4.150.000 hectáreas por deforestación, una tendencia que se redujo 16% en 2016, la pérdida anual más baja de la última década. Bergman comentó que la deforestación en el país ‘es muy preocupante‘ y que el objetivo es ‘llegar a la deforestación cero y fomentar la reforestación‘, por lo que pidió el compromiso de las provincias para detectar a los infractores.

Aire: La mayoría de las ciudades no cuenta con monitoreos continuos de calidad de aire. Con el objetivo de facilitar el acceso a la información disponible, se inició la conformación de la Red Federal de Monitoreo Ambiental, para integrar estaciones de monitoreo de agua, aire y suelo.

Suelo: Hay 106 millones de hectáreas afectadas por diferentes procesos de erosión y que el 30 % de Argentina tiene suelos degradados.

Humedales: Alrededor de 23% del territorio está cubierto por humedales. Se trata de uno de los ecosistemas más degradados y amenazados. Unos 5,6 millones de hectáreas de humedales están catalogadas como de importancia internacional. Por eso, se inició la elaboración del Inventario Nacional de Humedales.

Agricultura, ganadería y pesca: La Argentina cuenta con una superficie terrestre de 280 millones de hectáreas de las que 35 millones se encuentran cultivadas. En 2016, se otorgó financiamiento para la implementación de planes de manejo sustentable en 1,7 millones de hectáreas.

Energía: En 1970 el petróleo representaba 70% de la matriz energética; actualmente representa la mitad. Se observa un consumo creciente de energía por persona en la Argentina, lo que representa un incremento de 25% en dos décadas. La hidroeléctrica representa la tercera fuente de energía luego del gas y el petróleo. En relación a esto, el ministerio de Energía y Minería lanzó el Plan RenovAr, que apunta a que las energías renovables representen 8% del consumo de energía eléctrica nacional para 2018 y 20% para 2025.

Residuos: El promedio de generación de residuos per cápita es de 1,02 kg. Ello representa unas 45.000 toneladas diarias para el total de la población. El Programa Basural Cero, de la cartera de Ambiente, propone pasar de 61% de cobertura de relleno sanitario por habitante a 80% en 2019.

 

Aumentó al 0,9% la emisión de gases

Argentina ratificó su preocupación por el cambio climático al suscribir el histórico acuerdo mundial en 2015 en París, donde 195 naciones se comprometieron a reforzar las medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

El documento presentado ayer señala que la participación de Argentina en las emisiones globales es de 0,7%, las cuales tuvieron un aumento de 0,9% anual desde 1990 hasta 2014, y advierte por la situación de la Antártida, por tratarse de ‘una de las regiones del planeta más sensibles‘ al cambio climático, donde el aumento de temperatura fue el más pronunciado en los últimos 50 años.

El informe alerta por el cambio climático y precisa que los principales sectores que contribuyen en el país a las emisiones de gases de efecto invernadero son el agro y la deforestación (44%), la energía (27%), el transporte (13%), la industria (12%) y los residuos (4%). El gobierno creó en 2016 el Gabinete Nacional de Cambio Climático con la participación de 12 ministerios y el último lunes presentó el Observatorio Nacional de Cambio Climático (ONCC), cuyo objetivo es acercar reportes detallados del clima en tiempo real a cada intendente del país con el fin de prevenir desastres como inundaciones antes de que ocurran.