María Eugenia Belén Torres, la joven brutalmente golpeada por el anestesista Gerardo Ismael Birilis, fue invitada junto a su padre, Rubén, al programa de Mauro Viale en América para tratar el tema de la violencia de género. El actor Raúl Rizzo también estuvo presente con el fin de brindar su punto de vista respecto a esta problemática y se generó un duro e inesperado cruce en vivo con Rubén.

 

"Creo que vivimos en una sociedad profundamente racista. Discriminadora y racista. La inseguridad tiene un componente racista. Son los negros. Ahora, cuando es un rubio de ojos claros… Y tenemos algunos rubios de ojos claros que nos están matando como país. No es tan complejo el tema", dijo Rizzo, que hace ya tiempo viene protagonizando episodios polémicos.

 

Rubén manifestó su disconformidad respecto a algunas de las palabras del actor, ya que, según su punto de vista, desvió el tema central del debate: "Con el tema del 'rubio de ojos claros', ya entramos en política, no sirve. Si empezamos a mezclar las cosas, ya dejás de ser creíble".

A Rizzo no le gustó su comentario y empezó una discusión que fue aumentando su temperatura. "Yo no estoy actuando, yo soy así. Siento que no está de acuerdo en nada (por Rubén). Esto que está ocurriendo aquí es político. El problema es ser ignorante. Cuando uno es ignorante de cosas de la vida dice cualquier cosa. Cuando hay una persona que defiende una posición, y otro defiende otra, es político. Cuando saca un boleto con la sube modifica la realidad y eso ya es político", dijo Rizzo.

 

Y Rubén le contestó: "De esta forma (por cómo le hablaba el actor) hace un montón de años nos vienen tratando. Nos trataron así durante 12 años". Finalmente el hombre se levantó y abandonó el piso. Su hija, Belén, quien permaneció sin hablar durante el altercado, se quedó pero se puso a llorar.