El exministro de Educación Nicolás Trotta expuso las diferencias que mantuvo durante su gestión con el presidente Alberto Fernández y se manifestó esperanzado con la labor que pueda realizar el nuevo jefe de Gabinete, Juan Manzur.

En una entrevista con radio Mitre el exfuncionario dijo estar “sorprendido” con la decisión de Fernández de reemplazarlo en el cargo: “Quiero ser claro. Hacía varias semanas que no tenía diálogo con el Presidente”, señaló

Trotta se refirió al caso de la profesora kirchnerista que discutió con un alumno: “La última discusión que habíamos tenido fue por la profesora de La Matanza, en la que tuvimos opiniones diferentes y luego no hablamos. Nunca llamé para ver qué es lo que tenía que decir. El Presidente me dijo que mis manifestaciones no habían sido adecuadas. Y al día siguiente opinó diferente”, señaló.

“No es una cuestión en términos personales. Yo integro un frente político y debemos retomar el diálogo como herramienta de construcción de las políticas públicas. No tenemos que renunciar a nuestra vocación de diálogo .Nuestro país necesita serenar las miradas. Mi salida fue decisión del Presidente”, afirmó Trotta.

El ex ministro también se refirió a la interna que se suscitó en el oficialismo luego de la derrota en las PASO, cuando funcionarios que responden a Cristina Kirchner presentaron su renuncia, aunque luego permanecieron en el cargo: “El Gobierno salió debilitado tras la interna. Yo no comparto la presentación pública de renuncias, me parece que debilita a nuestro frente electoral. Ha sido más difícil la unidad para gobernar que para las elecciones. Afortunadamente, tienen enorme relevancia los gobernadores. Juan Manzur tiene mucha experiencia de gestión, tengo mucha esperanza”.

Trotta aclaró también cómo se decidió la suspensión de las clases en Capital Federal y el Gran Buenos Aires, una medida que generó una pelea con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que finalmente fue saldada por la Corte Suprema. “Las decisiones las toma el Presidente. Fue el Presidente quien tomó la decisión de suspender las clases. Nosotros trabajamos para restringir la presencialidad. El Presidente manifestó razones distintas. Yo no compartí pero terminé acatando”, afirmó el exministro.

Sobre el final de la entrevista, Trotta hizo un análisis del resultado electoral y reiteró sus diferencias con el Presidente: “La sociedad expresó que no fue suficiente lo que se hizo, la reacción fue correcta. Yo estoy muy comprometido con nuestro frente político, que es mucho más importante que las personas que lo integramos. Si tengo una desilusión con Alberto Fernández como personas, se lo diré personalmente en algún momento. Quien conduce un proceso político tiene que actuar de otra manera. Comprendo las complejidades del momento. No soy amigo del Presidente, Alberto Fernández toma sus decisiones y las comunica como lo cree correcto”.