Una gran conmoción se generó esta mañana en el Palacio de Tribunales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, luego de que un joven abogado laboralista de 26 años que se disponía a declarar en un causa que lo tiene como imputado, decidió arrojarse al vacío desde uno de los balcones del edificio.


A pesar de la fuerte caída, el hombre fue rescatado con vida, asistido en el lugar y luego derivado al hospital Ramos Mejía. Inicialmente la Policía caratuló el episodio como "tentativa de suicidio", ya que según los testigos, el abogado saltó por sus propios medios.


El episodio recordó al ocurrido el 10 de noviembre de 1985, cuando Alejandro Puccio, uno de los hijos de Arquímedes Puccio, se tiró del quinto piso de los Tribunales cuando iba a ser indagado por los secuestros y asesinatos cometidos por su familia. En aquella oportunidad, el joven sobrevivió.


Fuente: Infobae

>