Un ladrón de 18 años se quedó dormido esta mañana mientras se aprestaba a robar un automóvil cuya cerradura había violentado minutos antes en Santiago del Estero. La Policía lo encontró durmiendo en el asiento del conductor.

 

Según informó el diario El Liberal, el insólito hecho ocurrió en calle Coronel Borges de la localidad Frías. Hasta allí llegaron los uniformados tras ser alertados por la dueña del rodado, quien halló a un joven durmiendo en el asiento delantero.

 

Diego Alexander Blanco dormía en el interior de un Fiat Duna luego de haber forzado la cerradura.

 

El delincuente había logrado guardar un juego de parlantes, ruedas, llaves y objetos personales de la propietaria del rodado. Pero cuando estaba en plena “faena”, al parecer, el sueño fue más fuerte y lo venció.

 

Según la prensa local, Blanco posee un frondoso prontuario delictivo y fue detenido por disposición judicial.

 

Fuente: Los Andes