Destrucción. Un palo del tendido eléctrico quedó por el suelo como consecuencia del fuerte impacto que ocasionó en el área de acampe del camping de Ituzaingó. Ayer, algunos turistas se resistían a irse.

 

Dos jóvenes de 20 y 24 años murieron ayer por la mañana cuando cayó un rayo sobre la carpa en la que dormían en un camping municipal de la localidad correntina de Ituzaingó, mientras que al menos otras cuatro personas resultaron heridas. A los pocos minutos vino la policía, bomberos, ambulancias y rodearon los cuerpos.

Según confirmó la policía, el hecho ocurrió a las 7 cuando en medio de una fuerte tormenta un rayo impactó sobre unas de las carpas que estaban sobre el pasto y provocó la muerte en el acto de Juan Manuel Salinas (de 24) y Juan Leandro Harpman (20), ambos oriundos de la ciudad misionera de Posadas.

En tanto, otras cuatro personas que se encontraban en las inmediaciones resultaron heridas y fueron trasladadas al hospítal Billinghurst, del barrio General San Martín.

Varios testigos confirmaron que al menos cuatro rayos cayeron en inmediaciones del camping, por lo que la tragedia podría haber sido peor, según las fuentes.

Poco después, las autoridades comunales y policiales realizaron un operativo de asistencia para los acampantes, y mientras algunos fueron trasladados al Polideportivo Municipal, otros fueron derivados a la terminal de ómnibus para que pudieran regresara a sus ciudades.

De todos modos, en el medio de la conmoción por los dos muertos y siete heridos que dejó la tormenta eléctrica en el camping municipal de Ituzaingó, muchos acampantes eligieron hacer caso omiso a las advertencias y de todos modos se quedaron en el lugar.

"Ayer recién llegamos desde Posadas a pasar la semana", se excusó uno de los veraneantes que eligieron quedarse a resistir la tormenta, recién salido de su carpa.

Otros, incluso, un poco más precavidos, instalaron sus campamentos dentro del SUM que posee el predio. "Llegamos esta mañana, cuando ya había pasado todo. Vamos a quedarnos hasta que el tiempo mejore", comentó otro joven posadeño.

 

La lluvia. El agua acumulada en el camping muestra la magnitud de la tormenta que azotó la ciudad correntina de Ituzaingó.


Según el relato de los que sí estuvieron presentes durante la trágica mañana, fueron cuatro los rayos que impactaron en el lugar, y el último habría sido el que impactó contra la carpa de uno de los jóvenes fallecidos.

"Escuchamos gritos y cuando salimos vimos una carpa que se prendía fuego", relató Silvia, que hace una semana ya se encuentra veraneando en la ciudad correntina y se resiste a marcharse.

Cabe recordar que, tras el temporal, el lugar se encuentra sin luz y sin agua debido a que no de los impactos dio de lleno contra un transformador, y no se estipula que la situación se pueda revertir en el corto plazo.

"Como siempre que hay tormenta, salimos a avisar a la gente para que se refugie en el SUM, pero muchos quisieron quedarse en sus carpas", comentó una de las encargadas del camping sobre los minutos previos a la tragedia. "Lo único que podemos hacer es advertirles", finalizó la mujer.

Debido al trágico hecho, la municipalidad de Ituzaingó resolvió suspender el 27´ Festival de la Energía, que comenzaba esta noche, por la continuidad de las fuertes lluvias.