Una nueva droga para tratar la psoriasis moderada a severa que fue estudiada en pacientes a lo largo de cinco años "mostró tasas de respuesta prolongadas y cercanas al 100%", según una investigación que se presentó en el Congreso Anual de la Academia Americana de Dermatología, en EEUU. Se trata de la droga "secukinumab", que está disponible en la Argentina desde 2015.

"El estudio demostró tres cosas muy importantes: en primer lugar, que el fármaco es altamente eficaz, y en segundo lugar que esa eficacia se mantiene durante cinco años, con niveles de éxito muy similares a los obtenidos desde el inicio de la terapia", destacó Edgardo Chouela, profesor de Dermatología de la Facultad de Medicina de la UBA.

El especialista señaló que esos resultados "no se veían con los medicamentos biológicos previos y tampoco con los tratamientos tradicionales". "En tercer lugar, secukinumab mostró tener altos niveles de seguridad, ya que luego de estudiar a los pacientes por cinco años no hubo prácticamente ninguna manifestación de efectos adversos que nos intranquilicen en el largo plazo, aspecto muy importante en enfermedades crónicas", agregó.

Así, la investigación reveló que durante el período de tratamiento evaluado, desde el año 1 (semana 52) hasta el fin del año 5 (semana 260), las tasas de respuesta "permanecieron constantes", según el Índice de la Severidad del Área de Psoriasis (Pasi), que mide la efectividad de la terapia en función de variables como enrojecimiento, descamación y grosor de las placas psoriásicas.

Según ese método, un "Pasi 75" refiere a una disminución del 75% de la severidad inicial de la psoriasis, y un "Pasi 100", al 100% de mejoría. Casi 9 de cada 10 (89%) y 7 de cada 10 (69%) pacientes con psoriasis moderada a severa lograron respuestas Pasi 75 y Pasi 90 respectivamente el primer año de tratamiento, tasas que se mantuvieron hasta el año 5 (89% y 66%, respectivamente). Además, 4 de cada 10 (44%) pacientes lograron una remisión total (Pasi 100) el año 1, y esta tasa se mantuvo hasta el año 5 (41%).

La psoriasis es una enfermedad autoinmune, crónica, inflamatoria y no contagiosa que afecta a cerca de 800.000 argentinos, mientras que uno de cada cuatro presenta la forma moderada a severa. Se caracteriza por lesiones en la piel, con enrojecimiento y descamación.

"Hay pacientes proactivos, que buscan el mejor control posible, y otros que eluden enfrentarse al problema o se acostumbran a un estado de salud deteriorado. Algunos se someten a tratamientos insuficientes, como aquellos a base de tópicos, o son mal tratados con terapias alternativas, como la homeopatía", retomó Chouela. Y continuó: "Otros directamente deciden recibir sólo atención psicológica, cuando en realidad es una enfermedad sistémica y autoinmune, de origen genético, en la cual, por supuesto, lo psicológico puede impactar empeorando un cuadro o desencadenando un brote, pero nunca puede ser considerado como el origen de la patología".

La droga secukinumab está aprobada en 78 países, entre ellos la Unión Europea, Japón, Suiza, Australia, EEUU y Canadá.

Riesgo de artritis
 

Entre el 25 y el 30% de las personas con psoriasis desarrollan en algún momento de su vida artritis psoriásica y otras condiciones asociadas, como obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Por eso se recomienda a quienes tienen la enfermedad consultar ante cualquier manifestación de dolor articular.