Agradecido. "Esta mañana (por ayer) nos reunimos con Macri en Casa de Gobierno. Le agradezco genuinamente su predisposición", publicó Fernández en su cuenta de Twitter.

Cristina Fernández le negó la transición a Mauricio Macri e incluso se rehusó a entregarle los atributos de mando. Así, Macri asumió en soledad y la democracia quedó en deuda. Por suerte hoy, el presidente saliente y el electo dieron vuelta esa página negra y avanzaron con un paso histórico hacia una transición ordenada: El presidente Macri se reunió con el mandatario electo, Alberto Fernández, en la Casa Rosada. Fue un encuentro de una hora donde ambos acordaron los pasos para una transición ordenada, que se extenderá hasta el próximo 10 de diciembre, cuando asuman las nuevas autoridades.

"Esta mañana (por ayer) recibí en la Casa Rosada al presidente electo, Alberto Fernández. Mi equipo y yo estamos a disposición para trabajar juntos y lograr una transición democrática que beneficie a todos los argentinos", señaló Macri posteriormente en su cuenta de la red social Twitter al referirse a la reunión.

Ambos se mostraron de buen humor y, según fuentes oficiales y vinculadas al presidente electo, acordaron detalles de las gestiones que se llevarán adelante hasta el 10 de diciembre venidero y se intercambiaron los nombres de quiénes serán encargados de representar a las partes en el período de transición, con foco en la economía.

El senador Miguel Ángel Pichetto, compañero de fórmula de Macri en las elecciones, evaluó que el encuentro fue "muy bueno", ya que marca "un cambio de época" en la cultura política de la Argentina".

Macri había anunciado la reunión al cerrar los discursos en el búnker de Juntos por el Cambio, al señalar que momentos antes habló con Fernández para felicitarlo por "la gran elección que hizo" el domingo y que lo invitó a desayunar ayer por la mañana en la Casa Rosada "porque tiene que empezar un periodo de transición ordenada que lleve tranquilidad a los argentinos".

Si bien inicialmente la reunión se pactó a las 8:30, antes de la apertura de los mercados, luego se pasó para las 10:30 en la Casa de Gobierno, a la que Fernández arribó puntualmente a bordo de una camioneta blanca, donde lo esperaban numerosos periodistas y seguidores.

El nuevo mandatario electo llegó acompañado de su vocero, Juan Pablo Biondi y, tras saludar al personal de ceremonial que lo esperaba en la puerta de la explanada de Rivadavia, ingresó y saludó desde lejos con una mano a los periodistas que estaban en la puerta del Patio de las Palmeras, en su paso hacia el despacho del presidente Macri.

Tanto a la entrada como a la salida de la Casa de Gobierno, Fernández se fundió en un abrazo con Víctor Bugge, el histórico fotógrafo de la Presidencia de la Nación. Luego del encuentro, se difundió una foto de Macri y Fernández, ambos sonrientes en el despacho presidencial, dándose un apretón de manos.

Macri y Fernández dialogaron a solas en el despacho presidencial, en tanto que Biondi y el secretario de Comunicación Pública de la Presidencia, Jorge Grecco, conversaron en un despacho cercano.

El presidente electo se retiró a las 11.30 sin realizar declaraciones. Desde los equipos de Fernández se dejó trascender satisfacción por el encuentro, al que calificaron como una buena reunión, en el marco de un gesto institucional y con disposición para trabajar en un traspaso ordenado. También fuentes oficiales expresaron que se trató de un "buen encuentro", que se hizo foco en la economía, y ratificaron la "predisposición" del gobierno para colaborar.

Los procesos de transición en Argentina no se han caracterizado por ser ordenados y desde el retorno de la democracia ningún presidente no peronista ha logrado concluir su mandato.


"Cooperación"

  • El encuentro entre Mauricio Macri y Alberto Fernández va a continuar en los próximos días con los distintos equipos y "total predisposición del Gobierno saliente para cooperar en esa transición", aseguró el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, en conferencia de prensa.

Por teléfono

Rogelio Frigerio fue quien puso al teléfono a Alberto Fernández el domingo por la noche para que Mauricio Macri lo felicitara por el triunfo en primera vuelta y lo invitara al desayuno. El ministro del Interior será la cara política del gobierno saliente en la transición y fue uno de los cultores de una transición ordenada.

Trabajo

Se espera que el próximo presidente eleve a ministerio el rango de la Secretaría de Trabajo. El funcionario que puede designar el presidente para el área es Claudio Moroni, con trayectoria en la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

 
>> REPERCUSIONES

 

  • MARGARITA STOLBIZER  -  Partido GEN

El partido Generación para un Encuentro Nacional (GEN), que preside Margarita Stolbizer, valoró ayer como una muestra de "madurez política" el encuentro que mantuvieron en la Casa Rosada el presidente Mauricio Macri y su sucesor en el cargo a partir del 10 de diciembre, Alberto Fernández.

  • CARLOS CASERIO  -  Senador PJ

"Me parece muy positiva la reacción de Mauricio Macri de invitar a Alberto Fernández a iniciar la transición, teníamos una preocupación con eso y espero que con esta charla se inicie un camino de continuidad institucional. La situación económica del país está agarrada de un hilo".

  • FERNANDO DE ANDREIS  -  Secretario presidencial

"Nos pondremos a trabajar desde el día 1 para que esto se lleve de la mejor manera, de la manera más ordenada y para que Argentina pueda dar una muestra de cómo sucederse un gobierno de un color para con otro. Hemos hecho una buena elección. Nos deja con una responsabilidad para el futuro".