Una policía decidió amamantar a una beba de tan solo tres meses de edad, quien se encontraba en una comisaría de la provincia de Córdoba, y al parecer fue abandonada por su madre.

 

El caso se registró en Río Cuarto, en la comisaría de Banda Norte, tal como afirmó el sitio LV16. El padre de la niña la llevó al destacamento policial, luego de que la Justicia fallara a favor de su exmujer sobre la tenencia de la bebé.

 

Sin embargo, la mujer nunca se presentó en el lugar para hacerse cargo de la criatura, por lo que los efectivos policiales se encargaron de su cuidado. No sólo la higienizaron, sino que también la alimentaron.

 

La nena, de nombre Agustina, estuvo viviendo todo el mes de diciembre con su padre. Sin embargo, la mamá manifestó que su hija “fue quitada por la fuerza”, por lo que solicitó la restitución de la menor. No obstante esto no sucedió ya que la denunciante no se presentó en el lugar.

 

Por otro lado, la policía que amamantó a Agustina, sostuvo que “fue algo maravilloso” el poder hacerse cargo de la nena. Dijo además que “lloraba de hambre”, por lo que su instinto de madre la llevó a darle la teta.