La prioridad del Gobierno por darle pelea a la inflación después del lanzamiento de los Precios Esenciales, se enfoca ahora en el Congreso de la Nación donde esta semana intentará llevar al recinto de la Cámara de Diputados el debate por la Ley de Góndolas.


El oficialismo y la oposición de la Cámara de Diputados acordaron una preferencia para tratar este miércoles 8 de mayo en el recinto el proyecto de Ley de Góndolas, que ya comenzó a ser debatido por la comisión de Defensa del Consumidor y que no es bien vista por los empresarios.


Para el inicio del debate entran a la cancha los seis proyectos existentes en torno a la llamada ley de Góndolas, que busca regular la competencia y evitar abusos de posición dominante en supermercados y grandes proveedores.

María Eugenia Vidal impulsa su propia Ley de Góndola en la provincia de Buenos Aires.

Pero la pulseada no será fácil pese al acuerdo para tratar el proyecto ya que la oposición se quejó por el giro de las iniciativas a otras dos comisiones al entender que ello retrasaría el debate.


Es que la Presidencia de la Cámara resolvió que las iniciativas también fueran giradas a la Legislación General, presidida por el macrista Daniel Lipovetzki, y Comercio, encabezada por el peronista Pedro Miranda.


La oposición coincidió en la importancia de poder llevar el tema al recinto en la sesión prevista para el 8 de mayo, ‘ante la posibilidad de que luego no se puedan realizar muchas sesiones hasta las PASO‘, advirtió la massista Graciela Camaño en referencia al período de campañas electorales.


Ese dato fue tomado en cuenta en la reunión de Labor Parlamentaria, donde se resolvió avanzar con el cronograma mencionado.


En la mesa de trabajo ya se debatieron las iniciativas presentadas por la diputada de la Coalición Cívica, Elisa Carrió (Cambiemos); otro del kirchnerista Juán Cabandié; un tercero de la propia Passo; uno de la peronista cordobesa Adriana Nazario y Araceli Ferreyra, del Movimiento Evita.


Por su parte, el mendocino José Ramón (Protectora), tomó un texto impulsada por organizaciones sociales ligadas a la CTEP de Juan Grabois y por el titular de Maxiconsumo, Víctor Fera.


Pero los tres primeros, el de Carrió, Cabandié y Passo, son los tres principales. 


La idea es que este martes se logre consensuar en un solo proyecto todas estas iniciativas para conseguir un rápido dictamen de mayoría para que llegue con todo el aval el miércoles al recinto para su media sanción.


El proyecto apunta a modificar la ley de Lealtad Comercial para evitar abusos de posiciones dominantes o posibles conductas monopólicas de grandes empresas y fundamentalmente regular la presencia de los productos de consumo masivo en las góndolas. Por eso, la iniciativa cuenta con el respaldo de los empresarios, que ven amenazada su actividad.


‘No sirven para nada y son una interferencia en la actividad privada en pro de un sector que en el 95% son pymes y que no claman por una ley de góndolas. El mercado resuelve estas tensiones y las que no, para eso están las leyes de Defensa de la Competencia y Lealtad Comercial‘, destacó, ante la consulta de Infobae, el titular de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja. Y agregó: ‘Es innecesaria, intervencionista y que, lejos de alentar la inversión y expansión, asusta‘.

  • Puntos destacados del proyecto

*La exhibición de un producto no podrá superar el 30% del espacio disponible que comparte con productos similares y diferente marca. Garantiza el 25% del espacio disponible para productos producidos por micro y pymes nacionales.