Seis de los diez nuevos focos de incendios forestales en La Pampa fueron controlados hoy y se encuentran con guarda de cenizas de los brigadistas del Sistema Nacional de Manejo de Fuego (SNMF), se informó oficialmente.

Una tormenta con fuerte descarga eléctrica generó diez nuevos focos de incendios forestales en la provincia de La Pampa, en la que las llamas consumieron más de un millón de hectáreas de pasturas y bosques en los últimos meses.

Brigadistas del SNMF, dependiente del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación que conduce Sergio Bergman, colaboraron este domingo con los bomberos locales para sofocar y controlar las llamas.

 

En horas de la tarde, se realizaron sobrevuelos con helicópteros en los incendios de la jurisdicción observando que se mantenían activos los siguientes: 10.000 hectáreas en Rucanelo, en el departamento de Conhelo; 15.000 hectáreas en Ruta 12 y 11; y otras 17.000 hectáreas en Ruta 154 y 35.

 

Los aviones y helicópteros de la cartera que conduce Bergman realizaban sobrevuelos en la zona y casi en simultáneo -en mesa de trabajo- se decidía la forma de proseguir con el manejo del fuego para no poner en riesgo la vida de los brigadistas y garantizar la máxima eficacia de los equipos en el terreno, se informó.

 

El Departamento Técnico de Defensa Civil provincial difundió en las últimas horas que desde que se desataron los incendios un 10 por ciento de la superficie del territorio pampeano se quemó, algo así como 1.100.000 hectáreas.

 

El mayor antecedente de este tipo se dio en el verano de la temporada 2000/2001, cuando se quemó el 25% del territorio pampeano, unas 3.500.000 hectáreas

 

Guillermo Barisone, director del Plan Nacional del Manejo del Fuego, explicó que los nuevos focos de incendios se iniciaron por las fuertes descargas eléctricas que se registraron durante el sábado sin precipitaciones, en terrenos que están muy secos y con mucha pastura.