Señor director:


Espero a través de este medio de comunicación llegar a los responsables del funcionamiento del camping del Cerro Blanco, en el departamento Zonda. Hace unos días tuve la oportunidad de llegar a ese lugar donde nos instalamos en una parte donde no había tanta gente debido a que cerca de la pileta había un grupo de personas que escuchaba música con un sonido muy alto y molesto. El sitio al que tuvimos que trasladarnos está abandonado, con pastos y yuyos muy altos y árboles secos. También tiene unos sanitarios que si bien estaban habilitados, no se los podía usar ya que carecían de agua y luz y además estaban muy sucios.


Quiero recordarles a los responsables del funcionamiento de este camping, que es la Municipalidad de Zonda, que son muchos los turistas que en esta época llegan hasta ese lugar, al que hay que pagar para ingresar. Es una pena que tengan que encontrar un sitio semiabandonado y si creen conveniente que una parte del complejo no está en condiciones, avisar que está inhabilitada y no dejar que la gente se instale en ese sector.


El tema de la música estridente también es para tener en cuenta ya que se trata de espacios públicos en los que se debe respetar a toda la gente.