Señor director:

Como siempre, les traigo anécdotas e historias de la lonja ribereña, de la Cuarta Región de Chile. Recuerdo a un hierbatero curioso, amante de la naturaleza, que deja receta para prolongar la existencia en este mundo circunstancial. 

Haciendo un poco de historia, se puede decir que Li Chi Huén, cobra actualidad al aparecer sorpresivamente en las pantallas de ordenadores hogareños y otros en esta parte del Sur del mundo. ¿Hay alguna Fuente de la Juventud? ¿Dónde? 

El hombre vivió acorde con la naturaleza de su China alerta y generosa. Cuentan en el periodismo vigente que atrás quedaron 23 esposas y 180 hijos. Maestro en Artes Marciales y diestro en la medicina natural china sus consejas sintetizadas por la revista "TIME'' del 15 de mayo de 1933, eran mantener tranquilo al corazón, sentarse como una tortuga, caminar rápido como una paloma y dormir como el perro. Además, consumir el arroz en comida y vino.

En la lonja ribereña no hay almácigos de la hierba Centella Asiática para equilibrar cuerpo y alma, tal como lo hacía el protagonista de esta nota.

Sin embargo, el par de diaguitas actuales al filo de los cien años (Luis Rojas (96) único sobreviviente de la anécdota "El Diablo en Diaguitas'' y Luciano Rojas (93), dueño del palto gigante en Vicuña con 120 años en el huerto); no dejan de mirar a la montaña Mamalluca del valle elquino.