Señor director:


En las comidas se debe tener en cuenta, en primer lugar, que no hay que comer si no se siente hambre. Es muy importante que exista tranquilidad en el ambiente donde se come y evitar tratar problemas, ya sea económicos, familiares o de otro carácter, que se los traerá fuera del momento de las comidas, en el momento oportuno. Se debe comer sin ningún apuro, sino que la masticación debe ser lenta y cuidadosa y los alimentos bien insalivados; una masticación insuficiente provoca fermentaciones en estómago e intestinos. La digestión de los alimentos se inicia en la boca, donde éstos son bien triturados, se mezclan con un fermento llamado tialina (presente en la saliva). La persona con dentadura defectuosa debe concurrir al dentista para su arreglo, pues en ese casola masticación será deficiente; mientras tanto, deberá consumir los alimentos en porciones muy pequeñas, ya sea picándolos, moliéndolos, rallándolos o en forma de puré. Los alimentos deben ser de preferencia sólidos o semisólidos; si hay exceso de líquido, los alimentos llegan al estómago casi sin masticarlos, lo cual provoca malas digestiones; asimismo no es conveniente beber líquido en demasía durante las comidas, pues en ese caso el jugo gástrico (jugo segregado por el estómago), se diluye y pierde eficacia.