El ICOM (Concejo Internacional de Museos) celebra hoy, 18 de mayo, el "Día Internacional de los Museos''. Un Museo no es un lugar de "cosas viejas''. Es el sitio que tiene un mensaje cultural trascendente a diferentes épocas. Es por ello que el museo es el sitio donde, en todo tiempo, desde su creación, se promovió el rescate y valoración del Patrimonio local, entendido como un bien social que toca a todos por igual y trasmite por generaciones fortaleciendo identidad, memoria colectiva, raíces y diversidad, con el fin de concientizar en el cuidado y conservación del mismo. Por ejemplo, en el Museo de Bellas Artes Franklin Rawson, los alumnos que lo visitan tienen la oportunidad de expresar también su arte. Además de los cursos en el Museo Sarmiento, como también en la actividad que se realizará en el Museo Gnecco sobre la historia de San Juan organizado para la celebración del día de los Museos. El arte del Mundo también podemos verlo por libros o en TV cuando transmiten programas culturales, las obras que creó el hombre por siglos, que están conservadas en los Museos o en las ciudades y pueblos del mundo. En nuestra provincia, recuerdo una muestra de comercios y casas antiguas en la Fideería Yanzón, que debería repetirse, ya que trajo a la memoria de todos, un San Juan que ya no está. Es por ese desconocimiento histórico, patrimonial de algunos sitios que no son respetados como tales. Doy algún ejemplo el patrimonio histórico la Casa de la familia Maurín y otros sitios patrimoniales que hoy están en riesgo como el Parque de Mayo, el Autódromo "Eduardo Copello'', el Escudo Provincial, el cable carril, que se informa que se recuperará y además la usina ya declarada patrimonio. En la Dirección de Patrimonio, hay tres grandes programas: el primero, apuntado a la conservación del Patrimonio. El segundo programa apunta a la concientización. El tercer programa, por su parte, es el de registro. Incluye una actualización permanente de la base de datos de los yacimientos arqueológicos. Existen leyes y programas, pero se sigue destruyendo. Esos sitios no pertenecen a nadie en particular, nos pertenecen a todos. Basta de Intervención o destrucción de sitios patrimoniales.



Por María Teresa Forradellas
Licenciada en Turismo