Señor director:


Es evidente que somos un país futbolero. Los fines de semana son para el deporte, ya que hoy, se combina el fútbol con la lucha. El país ha dado grandes jugadores. Es así que con un tiro, a más de 25 metros, la sacan del área. Pero ningún futbolista es tan capaz como nuestros políticos y ministros de economía. Sin transpirar la camiseta y sin esfuerzo, patean la "pelota'' a varios años de distancia. ¿Qué futbolista es capaz de hacer eso? Ninguno. Como simple curiosidad, el des-gobierno podría suministrar una lista de vencimientos y montos, a futuro para hacer el fixture. Es un poco para saber a qué jugadores, podríamos poner. Hay algo que no me cierra. Cuando un jugador es bueno, se va al exterior y deja la posición, para un nuevo valor que presiona desde abajo. Pero los políticos, al no tener demanda en el exterior, no dan cabida a los nuevos. Ya que tienen jubilaciones de privilegio, ¿por qué no se jubilan después de hacer daño por dos períodos? Tal vez deberíamos cambiar al director técnico, los jugadores, los ayudantes de campo y sobre todo cambiar de club (partido) ya que vamos perdiendo por lejos y no nos alcanzarán 50 años para recuperar los goles que llevamos en contra.

 


Juan R Curbelo  -  DNI 1.827.501