Señor director: 


Las fiestas, de acuerdo a la literatura antropológica, son rituales conmemorativos-festivos, cuya principal función es afianzar la tradición histórica de determinada cultura, como así también acentuar los lazos que hacen a la identidad de los grupos sociales. La celebración festiva coincide generalmente con hechos importantes de la vida social, es una suerte de "escape de lo cotidiano+. En el caso de la fiesta de fin de año o año nuevo, es una tradición de origen europeo que tiene que ver con el calendario juliano y luego gregoriano. En nuestro continente esta festividad se celebra pomposa y bulliciosamente, con el agregado de nuevos ingredientes culturales, que tienen que ver con la idiosincrasia vernácula. Costumbres y hábitos europeos se amalgamaron con los de culturas antiquísimas latinoamericanas. 


En La Plata, la cuidad que fundara Dardo Rocha, la quema de muñecos se realiza a última hora del 31 de diciembre. Esta costumbre ya se ha institucionalizado, a tal punto que también forma parte de la oferta turística. 

 

En San Juan, la festividad de año nuevo posee una larga tradición, desde la época colonial. Es o era familiar, siendo una ocasión para potenciar las relaciones parentales, a lo que se añade los eventos sociales. Es una fiesta en la que predomina el jolgorio, buenas comidas, bebidas y las sabidas prácticas de pirotecnia, que afortunadamente van despareciendo.