La disputa que hemos tenido en estos días por el tema del aborto, no ha hecho otra cosa que reavivar la grieta que tan famosos nos ha hecho a los argentinos. La primera gran grita que siempre hemos tenido los argentinos es la del famoso River-Boca. Gracias a ella, amigos de toda la vida han discutido deliberadamente y han llegado al punto de odiarse. Con sólo ver los colores de uno y otro equipo la diferencia se establece y es motivo de los más absurdos comentarios y comportamientos.


La otra grieta es entre oficialistas y opositores del actual gobierno. Macristas versus kirchneristas y todas las demás variables que se puedan establecer. Unos son buenos, los otros son malos; unos son muy capaces, los otros muy inútiles; unos son muy corruptos, los otros menos corruptos. En fin, el tema es que haya diferencia entre un bando y otro.


Lo último ha sido lo del aborto. Amigas de toda la vida han llegado a discutir duramente por su posición ante la despenalización o interrupción voluntaria del embarazo.


¿Ahora volveremos nuevamente a la diferencia en materia política? ¿O aparecerá otro tema para discrepar? Ah! Me olvidaba!, también siempre hubo diferencia entre Ford y Chevrolet, el problema que ahora se metió en el medio Toyota y eso hizo que la grieta sea entre occidentales y orientales. Ante este dilema, de qué lado está usted?

 


Por Laureano Quiroga Laspiur       Escritor