Señor director:


El pontificado de Francisco se entiende analizando sus gestos con las personas que ha recibido, encontrado en sus audiencias o en sus viajes internacionales. Ahora, un libro los recoge y pone un nombre mostrando la "revolución de la ternura", que ha comenzado el papa argentino. La corresponsal de la emisora COPE en Italia y el Vaticano, Eva Fernández, explica en "El Papa de la ternura" (Planeta), que "Francisco enseña que nombrar es combatir el olvido. Identificar los problemas. Devolver la dignidad perdida. Reconocer la historia de estas personas y su sufrimiento" y que "lo peor sería convertirlas en un mero número". El libro está "bendecido" por una carta que el mismo papa Francisco envió a la autora para que la incluyese en el volumen y en la que afirma: "¡Qué bien nos hará recuperar la eficacia de la caricia como nos la piden los niños y responder a la cultura de la prescindencia y del descarte con la revolución de la ternura!". Caricias como las cuenta la periodista que el Papa dio a Vinicio Riva, afectado de neurofibromatosis y al que su padre "nunca abrazó", pero que Francisco no dudó en hacerlo durante una audiencia "sin saber si era o no contagioso". O el consuelo del Papa a las lágrimas de Glyzelle, una niña filipina rescatada en la calle; o las palabras susurradas al oído a Emanuele, el niño que preguntó si su papá ateo estaba en el cielo. El libro cuenta además con un epílogo de Oscar Camps, el fundador de la ONG Proactiva Open Arms, que se dedica a salvar la vida de migrantes en el Mediterráneo. La periodista también recoge testimonios de víctimas de curas pederastas a las que Francisco recibe fuera de los focos muchos viernes. "Francisco la escuchó en silencio, y sobre todo la dejó hablar". El libro se presentó el pasado 11 de junio en Madrid en un acto en el que intervinieron, además de la autora, el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, el director editorial del Dicasterio de Comunicación de la Santa Sede, Andrea Tornielli, el director de la ONG Proactiva Open Arms, Óscar Camps, y la corresponsal de COPE en Londres y exportavoz del Vaticano, Paloma García Ovejero.



Cristina Cabrejas
Periodista - Agencia EFE