Señor director: 

Que todos los niños tienen un padre y una madre es un hecho biológico. Que tienen el derecho de conocer y ser criados por sus padres, en la medida de lo posible, está consagrado en los tratados ratificados de la ONU sobre los derechos humanos.

No obstante, un evento de la ONU ha puesto de relieve que esos derechos se ven socavados por los esfuerzos por redefinir la familia en la legislación y normalizar las técnicas de reproducción en la política.

En un evento, por C-Fam, y patrocinado entre otros por el Grupo de 25 naciones de los "Amigos de la Familia'', y los 175 miembros de la organización de la Sociedad Civil para la Familia, Mark Regnerus presentó su trabajo.

Este ilustra el impacto profundo de la estructura de la familia en la vida de los niños en la edad adulta, y el efecto protector significativo de ser criados por los propios padres, casados y biológicos.