Señor director:


Todavía se puede ver en diferentes lugares urbanos de San Juan, carretelas tiradas por caballos. No sólo eso, sino que a simple vista, estos animales se los observa muy sufridos, lastimados y agredidos por los rebencazos que les propinan los "conductores'' de esas movilidades. Ante estas situaciones de maltrato animal, hago un llamado a la Policía Ecológica, Justicia de Faltas, municipios y gobierno provincial a tomar medidas necesarias para erradicar este tipo de situaciones. Se sabe que en las zonas rurales, los equinos son cuidados por sus dueños, porque además de ser animales nobles, son una gran ayuda para transportar a las familias que usan las conocidas carretelas, no así en las zonas pobladas, donde algunas personas los suelen castigar sin piedad.


En otras provincias, los gobiernos ofrecieron motocargas a los trabajadores informales que usaban la carretela tirada por un caballo. Creo que se debería pensar en una solución similar para desterrar el maltrato animal.