Señor director:


Los momentos difíciles que estamos viviendo los argentinos, mejor diría, padeciendo los argentinos, son complicados; y a consecuencia de ellos es que estamos dejando de lado lo importante por lo urgente. Lo triste es que nos estamos acostumbrado, "naturalizando" en forma cotidiana, ver pasar valijas, a interpretar cuadernos, a tratar de descubrir bóvedas y "tesoros" con dinero, todo producto de la corrupción, que ha llevado a que tantas personas y, en especial niños, padezcan hambre, desnutrición, pobreza. Urge que tengamos en cuenta tres puntos: Primero, que volvamos a ser hombres "pensantes", que sepan discernir el bien del mal. En segundo lugar, que tornemos a ser "creativos", que sepamos actuar ante la ilimitada riqueza transformadora del universo y del amor humano, ayudando cada uno desde su lugar que está, al hermano más necesitado. Recordando lo que decía San Juan de la Cruz: "Que a la hora de la muerte seremos juzgados en el Amor" y también a esa hora dejaremos todo lo que tenemos y nos llevaremos todo lo que dimos. Y en tercer lugar, como hijos de Dios que somos, el momento actual nos pide más rodillas, es decir más oración y el Señor en su infinita misericordia nos ayudará a salir de esta como en tantas ocasiones anteriores. Que la Santísima Virgen María nos bendiga generosamente a todos.

 


Blanca Alessi de Bailón  -  LC 5.178.756   Docente