Señor director:

La sociedad lucha y se resiste cuando se observa que, por razones "súper poderosas" hay que esconder al muerto. Es por ello que, organizaciones sociales de la provincia de Tucumán, formaron la Multisectorial "Padre Juan Viroche", con el propósito de "exigir justicia y esclarecimiento" de la muerte del sacerdote que fuera encontrado sin vida en la parroquia "Nuestra Señora del Valle", en la localidad de "La Florida". La opinión de la calle es que hubo un "asesinato" para cubrir un poderoso.

Nos asombra que, en la justicia, no se haya escuchado el más mínimo comentario, de este magnicidio. El padre Viroche combatía la venta indiscriminada de drogas. Su labor Sacerdotal también tuvo sus frutos en la Parroquia de Nuestra Señora de Luján de la zona de Delfín Gallo.

En noviembre de 2015 salió en los medios a denunciar que pronto ese espacio se convertiría en "zona liberada" para el narcotráfico.