Señor director: 


Pasan los años, los lustros y las décadas y todo sigue igual. El sistema de desagüe en la ciudad no está en condiciones. No lo digo yo, lo dijeron y lo dicen especialistas en el tema. Incluso, recuerdo coberturas periodísticas de DIARIO DE CUYO, en el año 2005. Las calles de la ciudad no drenaban el agua de la lluvia. Se formaban charcos que permanecían en las esquinas durante varios días.

 
Por ese entonces, las autoridades municipales decían con justa razón que el sistema pluvial había cumplido con su vida útil, con más de 85 años de servicio, teniendo en cuenta que las cañerías eran de material llamado fibrocemento. Además, que era imposible hacer una obra de inmediato, había que desembolsar montos millonarios, que no había en las arcas provinciales ni de la comuna. 


Esta breve historia o recordatorio es para que las autoridades provinciales y municipales puedan trabajar juntos en un proyecto a corto, mediano y largo plazo, con respecto a los desagües de la ciudad. Es que la capital sanjuanina es donde convergen todos los habitantes de la provincia, por distintos motivos, ya sea de trabajo, estudio, trámites de cualquier índole. Por tal motivo es necesario hacer obras que eviten accidentes y problemas a toda la ciudadanía. Desde ya, muy agradecidos.