Señor director:


Me aterra lo que ha pasado en estos días con los siniestros de tránsito en los que estuvieron involucrados efectivos de la Policía de San Juan. Puede parecer una triste coincidencia o producto del destino, pero lo lamentable es que, por distintas circunstancias, hay personas muertas y familias destrozadas con estos hechos.


También hay personas que serán investigadas, otras que podrían llegar a perder su trabajo y menos efectivos en la fuerza de seguridad cuyos integrantes deberían ser modelo. Tal vez fue la fatalidad, tal vez un descuido, tal vez circunstancias del momento. Lo cierto es que todos debemos tener un poco más de mesura al salir a la calle y tratar de cumplir con todas las disposiciones en vigencia para evitar siniestros viales.


Todos sabemos que el alcohol al volante mata y que circular en rodados que no están en buenas condiciones también es muy peligroso. Tratemos de no incurrir en ninguno de esos motivos y tendremos menos posibilidades de provocar un accidente o ser víctima de uno de ellos. Por ahora sólo nos queda lamentarnos de esta situación y rogar por el descanso de aquellos que se fueron por culpa de estos incidentes.



Nicolás Alberto Rodríguez   DNI 14-739.561