Primer Junta de Gobierno de 1810.


Al conmemorarse otro aniversario de la Revolución de Mayo, advertimos que los documentos históricos de 1810 trazaron los primeros lineamientos en que debía cuajar la Revolución, de los cuales surgen la libertad y los derechos individuales como base del nuevo ciclo que se abrió con la emancipación del Virreinato del Río de la Plata. La democracia adquiría consagración popular. Por aquel entonces ya se estaba manifestando el antagonismo entre criollos y españoles; también surgieron problemas en el aspecto comercial. Esta sucesión de hechos, más el movimiento de las nuevas ideas político-filosóficas complementadas por un grupo de pensadores como Bayle, Fenelón, Voltaire, Diderot, Montesquieu entre otros, produjo la doctrina de mayo, producto de largas jornadas de la independencia, y del pensamiento de hombres representativos. Por tal motivo desde 1810 fue articulándose un ideario o dogma de mayo en permanente contacto con la realidad. Puede afirmarse que la Nación Argentina nació y se organizó como consecuencia de los principios de mayo. Pero la grandeza de nuestros patriotas y sus ideales adquirieron dimensiones continentales. Lo ocurrido fue parte del proceso de emancipación sudamericana, la designación del Primer Gobierno Patrio y el propósito de extender al Continente este movimiento concretado con el envío de expediciones militares para difundir el ideal revolucionario. La Primera Junta de Gobierno presidida por Cornelio Saavedra, determinó que en mayo de 1810 fuera consagrado el principio representativo de origen popular y de allí surgen las características republicanas en que el propio 25 de Mayo fuera el día en que se ha consagrado por primera vez en que los pueblos puedan elegir. Pero no es tan sólo la recordación de un aniversario, es algo que trasciende nuestras propias vidas. Al considerar lo que fueron capaces de llevar a cabo nuestros próceres en aquel tiempo, tomamos real conciencia de lo extremadamente difícil que debe haber sido para ellos, poner en marcha algo tan complejo como una Revolución. Por ello hoy, cuando transitamos el 2019 descubrimos que las acciones que desplegaron los patriotas en 1810, reflejan hasta qué punto fueron capaces de sacrificarse por una causa comprometida en forma absoluta y total con la libertad y la necesidad de alcanzar una independencia genuina y nos obliga a recuperar nuestra identidad histórico-política y embebernos en la fuente de la sabiduría de aquellos que comenzaron a construir la grandeza de la Argentina. Renovemos nuestro compromiso con la Patria como lo hicieron los integrantes de la Primera Junta de Gobierno y todos los criollos que colaboraron; seamos más solidarios y en definitiva defendamos a nuestra historia y a las instituciones. De esta manera, estaremos rindiendo un justo homenaje a la filosofía de los hombres de Mayo, y con seguridad contribuyendo desde cada uno de nuestros lugares, a engrandecer cada día más el futuro de nuestra Patria, así, como en 1810.

Por Carlos R. Buscemi
Escritor