Río Los Patos, Calingasta


Estas líneas de contenido público están dirigida al intendente de Calingasta, Jorge Castañeda. Mi nombre es Margarita E. Yacante, domiciliada en Rivadavia, San Juan. Me dirijo a usted, a fin de compartirle mis impresiones como turista del departamento Calingasta. Hago una reflexión un poco más ampliada de mi última visita, en enero de este año. Con un grupo de personas tuvimos el gran placer de visitar algunos maravillosos atractivos turísticos de su departamento, incluyendo el parque Nacional "El Leoncito" y el extraordinario paisaje cordillerano del río "Los Patos". También tuvimos la oportunidad de visitar preciosos hostales, hasta terminar en el Hostal Paso de Los Patos, de exquisita arquitectura y valoración del paisajismo. Nuestra sorpresa fue al visitar las inmediaciones de un establecimiento de nivel internacional como este. Encontramos que la ribera del río Los Patos, en el sector inmediatamente colindante, existe un basurero nauseabundo. Allí, sin duda alguna, todo el poblado barrealino, incluyendo sobre todo a la Municipalidad, arroja desperdicios de toda índole, sin ningún tipo de restricción.


A esto hay que sumarle que buscamos con ansias las famosas manzanas calingastinas. Nos encontramos con que no sólo está terriblemente menoscabado su cultivo, sino que además, los pocos establecimientos que tienen manzanos, hacen uso indiscriminado del glifosato, que es un pesticida agrícola ampliamente prohibido en Europa, por su probado efecto cancerígeno y destructor del ecosistema; pero que en nuestro país se sigue usando, sin ningún prurito ni tipo de restricción que no sea focalizada.


Ante estas apreciaciones consideramos necesario acercar a usted nuestro humilde reclamo. Lo hacemos como habitantes de una provincia maravillosa, dotada de paisajes inapreciables y de un delicado ecosistema desértico, que hace que no nos podamos dar el lujo de ser irresponsables en el uso de nuestras fuentes energéticas y vitales, como el agua y la tierra.


Primero: recuerde usted que el río Los Patos no sólo es el único río, aparte del Nilo, que corre de Sur a Norte en el planeta (suficiente razón desde ya para apreciar su rareza), sino que es el principal afluente del río San Juan, el más importante río de nuestra provincia. Por lo tanto es un error extremo utilizarlo como basurero y vertedero de sustancias tóxicas. (Le recuerdo que el sistema hídrico principal de oasis de esa zona es de vertientes y nacientes. Todas ellas fluyen al río con las sustancias que se le arrojen). También es una terrible impresión para el turista y una demostración clara de que estamos todavía muy lejos de entender el sistema ecológico que lleva a un uso responsable de nuestros recursos y a un mecanismo turístico eficiente, confiable y coherente. Porque... ¿qué turismo seremos capaces de convocar cuando terminemos de destruir irremediable e irresponsablemente nuestros recursos y nuestros paisajes? 


Dejo a usted nuestra apreciación. Esperamos que sea de utilidad, a los fines de hacer de nuestra hermosa provincia, el lugar idóneo para vivir y para compartir con el turismo de manera eficiente y duradera, sin que se lleve una impresión negativa de sus habitantes y representantes.


Sin otro particular, y esperando una determinación positiva de su institución que haga más placentera nuestra próxima visita, saludo a usted atentamente.