Es el sentimiento cultural barroco, y es el sentir espiritual de una concepción cultural única, cuya influencia en el país tiene una importancia significativa, sobre todo en las letras y edificaciones. Sin embargo, la esencia de esa interpretación barroca nos hace ver al mundo como un lugar caótico, con guerras y divisiones. Pone en el tapete sobre la insignificancia y la brevedad de la vida, ello envuelto en un pesimismo permanente, fruto del desengaño en todos los sentidos del vivir. Es este pesimismo el que genera dolor y angustia, y dicen los poetólogos que es ahí donde la cultura tiene su génesis.


Los temas en debate del origen de esta corriente cultural son, sin lugar a dudas, la muerte, la apariencia engañosa de las cosas, la insatisfacción y la soledad del ser humano. En este orden de ideas, esta corriente tiene dos posturas, una "ascética", en donde el menosprecio a todo lo terrenal tiene su Norte, y otra "estoica", donde se ven características de la resignación a la desgracia, por ejemplo. En síntesis, se vislumbran fuertes ornamentos en las esculturas, una gran tensión y dramatismo en las letras.


Si trasladamos este sentimiento y parecer al arte musical argentino, que es el tango, entonces es el producto de una concepción barroca del cotidiano vivir. Así vemos frases "neobarrocas" históricas del tango, que hablan de la ira desesperada de sus autores. Algunas,extraídas de algún conventillo, tales como "contra el destino nadie falla". "Así aprendí que hay que fingir para vivir discretamente", "Verás que todo es mentira". "Ausencia de tus manos en mis manos, distancia de tu voz que ya no está". "Bandoneón que ves que estoy triste y cantar ya no puedo, vos sabés que yo llevo en el alma marcao un dolor". "Chorros, vos, tu vieja y tu mamá", "Con clase y dinero de todo tendrás", "El que no llora no mama y el que no afana es un gil". "Golondrinas de un sólo verano". "Hoy tenés el mate lleno de infelices ilusiones", por ejemplo, que marcan fuertemente que el barroco no murió, y sigue vigente a través del tango argentino.


El arte barroco y su influencia en nuestro país es inmensa. Partiendo de la base que para esta corriente cultural el mundo es un lugar difícil de vivir. Está obsesionado con la brevedad de la vida, hace mella en la negatividad y el desengaño es una premisa que siempre tienen en cuenta.


Lo que en el viejo mundo surgió luego del cisma luterano, y como una cuestión propagandística casi real, se ideó esta manera de expresar y ver las cosas. Le da a todo un ornamento exagerado y casi real. Haciendo que las imágenes de los santos en las iglesias tengan pelo humano y vestimenta, y el Cristo crucificado, tenga sangre, pelos espinas y un infinito rostro de dolor sin igual. Se debía llegar a lo profundo del alma, y el sentimiento humano; es que se habían perdido muchos fieles, y había que recuperarlos.


El arte barroco es el arte popular. Responde al ser humano y su esencia, donde no se perciben distancias, o más bien. No se quieren sentir. El arte se acerca a la gente. Cada interpretación es única y libre y hace que todo sea diferente. Logra la profundidad necesaria para expresarse en el mundo de hoy.

 

Por Juan C. Noguera Ramos - Abogado y escritor.