El retrato de Güemes en el Museo de Bellas Artes de la provincia de Salta.


Con motivo de haberse recordado, el lunes último, el 198º aniversario de la muerte del héroe Gaucho, Don Martín Miguel Juan de la Mata de Güemes Montero Goyechea y la Corte -así era su nombre completo-, en todo el país se han rememorado aquellas aciagas circunstancias donde Güemes recibió la herida que ocasionó su muerte, el 17 de junio de 1821.


Debemos consignar que Martín Miguel de Güemes nunca fue retratado. La prematura muerte del prócer salteño, a los 36 años, nos privó de contar con una imagen real para la posteridad. Entonces, ¿de dónde provienen los retratos que conocemos?


Derivan de las narraciones más o menos imprecisas de los contemporáneos del héroe. Bernardo Frías, primer biógrafo de Güemes, recaudó información consultando a compañeros y amigos. Así pudo saber que cuando era niño cayó del caballo y el golpe le dejó una cicatriz en el párpado derecho. Por su parte, Dionisio Puch, cuñado del general muerto en acción en tiempos de la Guerra por la independencia nacional, dijo que "su mirada expresaba la firmeza del guerrero y la benevolencia del filósofo''. Gracias a las descripciones, puede concluirse que Güemes era alto, superando el metro ochenta, de cabellera abundante y ondulada, frente espaciosa y nariz recta, perfil delicado, ojos almendrados y una barba abundante que cuadraba con el rostro. Pero cuando se decidió contar con una imagen oficial, lo que definió el enigma fue un daguerrotipo de su hijo, Martín del Milagro Güemes Puch (Adela Güemes Nadal aseguraba que su marido era muy parecido a su suegro. Algunos paisanos que conocieron al caudillo confirmaron su versión. La imagen del patriota, casi de cuerpo entero, fue realizada por Eduardo Schiaffino en el año 1902, ochenta y un años después de su muerte. Schiaffino compuso el rostro basándose en los relatos recopilados por Frías y en la imagen del hijo parecido. Pero además reunió a tres nietos del héroe gaucho quienes posaron para el artista. De cada nieto tomó un detalle: la frente de uno, la nariz y boca del siguiente, y la barbilla y orejas del otro. Este retrato del caudillo se encuentra en el Museo de Bellas Artes de la provincia de Salta. Sobre el gentilicio Güemes o Güemez , es un apellido Vasco, que significa "lindero'', en efecto Güemes es una localidad del municipio de Bareyo (Cantabria, España ). El caudillo fue educado en el Colegio Expatriado Jesuitas, que fue de propiedad de la Compañía de Jesús, hasta que Carlos III, Rey de España lo expulsó. A los catorce años ingresó a la carrera militar y participó en la defensa de Buenos Aires durante la invasiones inglesas, como edecán de Santiago de Liniers, en esta circunstancia se destaca una acción y un hecho insólito, la captura de un barco por la fuerza de caballería. Una violenta bajante del Río de la Plata había dejado encallado al buque inglés "Justine'', Santiago de Liniers ordenó atacar el barco a un grupo de jinetes capitaneado por Martín de Güemes. Formó parte de las tropas que triunfaron en Suipacha. Fue el primer triunfo de los ejércitos argentinos en la guerra de independencia el 7 de noviembre de 1810. 

Por Carlos Alberto Basualdo
Secretario de la Asociación Cultural Sanmartiniana de San Juan