La primera vez que escuché el término "Escuela al revés+ no le presté demasiada atención ya que parecía un título cargado de rebeldía y sin sentido. Pero me volví a topar con él en un libro que estaba leyendo y entonces decidí investigar un poco mas.


Las "Escuelas al revés o Flipped schoolds" funcionan justamente "al revés+ que la escuela tradicional, es decir que el alumno decide que quiere aprender en lugar de estudiar lo que le indica. Comenzaron a ganar terreno en la web, con la aparición de videos, generalmente caseros, en Youtube. Con clases de todo tipo como instrumentos musicales, matemática, clases de cocina, etc, verdaderas escuelas "a la carta+. La lista es infinita. En algunos casos como el de Salám Khan, quien comenzó con videos cortos en la web para ayudar a su prima en álgebra, se encontró con que miles de jóvenes veían sus videos. Así que en 2008 fundó su Khan Academy en línea. Con videos gratuitos de varias materias. En el 2014 ya ofrecía videos en 18 idiomas a más de 10 millones de estudiantes. En la actualidad la cantidad de personas "enseñando" gratuitamente en internet ha crecido exponencialmente. Tal es así, que ya existen Universidades en línea, que ofrecen títulos universitarios avalados y a veces subsidiados por el Ministerio de Educación u organismos similares. Esta verdadera democratización del conocimiento, gratuito y al alcance de cualquiera que tenga un celular, una tablet o una PC, representa un cambio de paradigmas en el proceso de enseñanza aprendizaje. No sabemos con certeza cómo la tecnología afectará la educación en las escuelas, las que aún se mantienen fuertemente atadas al "Modelo Prusiano+ implementado desde la época del despotismo ilustrado (siglo XVIII), que revolucionó la educación pública como la conocemos hasta hoy.

Estamos ante la democratización del conocimiento, gratuito y al alcance de cualquiera que tenga un celular, una tablet o una PC...


Pero sin dudas la penetración de la tecnología en las aulas se hace mas fuerte y es imperativo acelerar los procesos. De lo contrario tendremos cada vez mas chicos haciendo fila en los psicólogos, diagnosticados con "ADD", sigla en inglés para "Síndrome de Atención Dispersa", generalmente provocado por la hiperactividad, una consecuencia de la temprana exposición de los niños a dispositivos tecnológicos. Cada vez es más difícil mantener un alumno sentado, callado en un aula, cuando está acostumbrado a las altas dosis de estimulación neuronal que brindan los dispositivos tecnológicos.


Mientras que hay enseñanzas que sólo la escuela tradicional puede brindar, como educación en valores, el respeto por el profesor, el compañerismo y la puntualidad.


Como contrapartida, algunas de las consecuencias de sobreexposición a la tecnología y sobre todo a las redes sociales, es la formación de un nuevo "Comportamiento social" que está haciendo aumentar en las personas el sedentarismo y la obesidad. Sumado a un nuevo fenómeno, "Los jóvenes "Ni Ni+. Pasan largas horas en la computadora sin actividad física ni motivaciones laborales de ninguna clase. Fenómeno que empeora año a año. Razón por la cual algunos trabajadores sociales están tomando cartas en el asunto.


Es un hecho que la tecnología seguirá avanzando y el desafío de docentes, políticos y en definitiva la sociedad misma es, como implementar estas tecnologías en nuestras vidas de la forma más saludable posible.


Por Antonio Díaz Ariza, Escritor.