Hay que decirlo de una vez, ni la rancia y retrógrada izquierda, a la cual le gusta hacer desmanes de todo tipo en la calle, se atrevió tanto como hoy lo hace el peronismo kirchnerista, a estar permanentemente complotando contra un gobierno democrático como el actual que recién llevan poco más de setenta días en el poder y ya comienzan públicamente y con total caradurez y desparpajo a pedir o desear que el actual gobierno "caiga", en un total acto de sedición.

Ejemplos de dirigentes políticos o sindicales hay muchos: Pablo Moyano diciendo que "hay que tirar a Caputo al Riachuelo". Roberto Baradel que durante cuatro años estuvo callado hoy amenaza con paro docente. Cristina Fernández con una carta para decir palabras más o palabras menos que "Todos son culpables de lo que le pasa al país, menos nosotros (el peronismo)". Luis D'Elia sosteniendo que el Presidente Milei debe irse en helicóptero, "no como De La Rúa..., sino como Piñera" (haciendo alusión al ex presidente chileno, Sebastián Piñera, quien falleciera en un accidente de helicóptero). Así, la lista es muy larga.

El poder del peronismo siempre reside en que controla el Estado, y por ende el reparto de dinero y puestos de trabajo, de los que dependen muchos argentinos. No nos olvidemos que el peronismo nació de una dictadura. Perón era un militar que participó o apoyó todos los golpes de Estado desde 1930 hasta su muerte en 1974, y su partido aún reproduce el esquema de poder militar vertical. Hasta la propia Cristina de Kirchner reconoció en el pasado que detrás de la caída de De La Rúa estuvo el peronismo. Para digerir esta realidad, sólo basta con leer libros de historia, archivos oficiales públicos y videotecas.

El manejo de U$S 20 mil millones 

Lo que hoy la oposición peronista defiende no es a la ciudadanía argentina, que según el informe del "Observatorio Social de la Universidad Católica" (UCA) es pobre en un 57,4% -dato de principio de año- totalizando unos 27 millones de personas. El nivel de pobreza era de 44,7% en el tercer trimestre de 2023, se elevó a 49,5% en diciembre y alcanzó la actual cifra en enero. Además, se proyectó que la indigencia pasó del 9,6% en el tercer trimestre de 2023 al 14,2% en diciembre del mismo año y, en enero de 2024, subió al 15% (7 millones de personas). Lo que el peronismo verdaderamente defienden son las innumerables "cajas", hoy Fideicomisos, que manejan más de 20 mil millones de dólares, para mantener cautivo a los votantes y activos los "profundos agujeros negros" a donde van a parar los dineros que aportan los contribuyentes.

Según el historiador y ensayista italiano, mundialmente reconocido, Loris Zanatta, "Entre su ombligo y la ley, el peronismo siempre elige su ombligo. Entre el poder y las instituciones, siempre el poder. Y ha incorporado tanto la idea de que la patria le pertenece que ha convencido a una gran mayoría que encarna al 'pueblo mítico', que confunde su destino con el de ellos.

El peronismo siempre busca llevarse todo al más allá con tal de que no lo sobrevivan: '¡Que muera Sansón con todos los filisteos!' o como la antigua costumbre india que cuando morían los maridos condenaba a la hoguera a las viudas, el peronismo no tolera que en la Argentina se haga una vida sin él".