La escuela de hoy, no es la escuela donde estudiamos muchos de nosotros. Sabemos que este lugar, tan privilegiado, debe dar respuesta a la realidad en que vivimos. Es necesario dominar las TICS (Tecnologías de la Información y Comunicación), conocimientos de idiomas, un fuerte desarrollo intelectual, adaptación a los cambios, una puesta en común con los demás, un desarrollo integral. Es hacer de la escuela un lugar de aprendizaje y desarrollo personal. Por ello, será necesario que los alumnos se sientan motivados, teniendo un papel activo, desarrollando su creatividad y al mismo tiempo sus intereses adaptados a la sociedad que les toca vivir.


Podríamos también señalar la formación de alumnos responsables de su proceso de aprendizaje, participativos, colaboradores, reflexivos y generadores de conocimientos. La educación es la llave del siglo XXI con sus profundos cambios científicos y tecnológicos. Para cumplir el conjunto de las misiones que les son propias, la educación debe estructurarse en torno a ciertos principios establecidos según la Unesco.

El principal objetivo que tiene la Unesco es contribuir decisivamente para reducir el analfabetismo en el mundo.

El concepto de educación a lo largo de toda la vida según la Unesco (Organización de las Naciones para la Educación, la Ciencia y la Cultura) está basada en cuatro pilares: "Aprender a aprender''; "Aprender a hacer''; "Aprender a vivir juntos'' y "Aprender a ser''. El primero, es una habilidad que acompaña a los alumnos por el resto de sus vidas. Potencia la reflexión sobre el propio aprendizaje. Trabaja la autoestima y autosuficiencia. Ayuda a los nuevos aprendizajes, articulando conocimientos previos. Deja que cada alumno siga su propio ritmo. Enseña a evaluar el desarrollo de su aprendizaje. Muestra que el error es una fuente de aprendizaje. Refuerza la inteligencia emocional y la magia de su curiosidad.


"Aprender a hacer'' a fin de adquirir no sólo la calificación profesional, sino más bien, una competencia que capacita al alumno para hacer frente a gran número de situaciones y el trabajo en equipo. Aprende a hacer en distintas expresiones sociales o de trabajo.


"Aprender a vivir juntos'', desarrollando la comprensión del otro, la percepción y las formas de realizar proyectos comunes. Es prepararse para todos los conflictos respetando los valores de comprensión mutua y la paz. El descubrimiento del otro, pasa por el conocerse a uno mismo, por consiguiente, desarrollar la visón cabal del mundo, tanto si la imparte la familia o la escuela, primero debe hacerle descubrir quién es. Así entonces, podrá ponerse en lugar de los demás y comprender sus reacciones. Desde muy temprana edad tiene que desarrollar proyectos cooperativos, en el marco de actividades deportivos, culturales y participación en actividades sociales.


"Aprender a ser'' a fin de que florezca mejor la propia personalidad y pueda obrar con creciente capacidad de autonomía, juicio y responsabilidad personal. No menospreciar en la educación, ninguna posibilidad de cada individuo como memoria, razonamiento, sentido estético, capacidad física y aptitud para comunicarse.


El objetivo de la Unesco es reducir el analfabetismo en el mundo. Contribuye financiando la formación de profesores y creando escuelas. Pero lamentablemente desde la Nación no lo tienen en cuenta. En el ámbito de la Ciencia y la Tecnología, la Unesco promueve la investigación para orientar la exploración de los recursos naturales y protección de los patrimonios culturales.


La educación ante todo es un viaje interior cuyas etapas apuntan a la maduración constante de la personalidad. 

Por Yolanda Quiroga
Especialista en Educación.