La balanza comercial arrojó en julio un déficit de u$s 789 millones, un 5,4% por encima de igual período de 2017, y cumplió 19 meses consecutivos de saldo negativo, informó este miércoles el INDEC. Entre enero y julio, el rojo comercial se disparó a u$s 5.867 millones, contra 3.363 millones del mismo período del año anterior, con un fuerte aumento del 74,5%. El resultado de julio duplicó al déficit registrado en junio pasado de u$s 359 millones.



En julio, las exportaciones alcanzaron un total de u$s 5.385 millones, con un alza del 1,7% contra igual período de 2017 y las importaciones llegaron a u$s 6.174 millones, con un incremento del 2,2% en la misma comparación pese a la devaluación. En cuanto a las ventas al exterior y en la medición interanual, los precios subieron 11,1% pero las cantidades cayeron 8,4%, con un fuerte descenso del 23,3% en los productos primarios por efecto de la sequía.



Según el informe oficial, las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario cayeron 2,8%; las industriales aumentaron 14,5%; y las ventas de combustibles y energía crecieron 199,1%. El valor de las importaciones en julio aumentó 2,2% respecto al registrado en igual mes del año anterior (aumento de 133 millones de dólares). Este resultado se explica porque los precios subieron 6,5% y las cantidades se contrajeron 4%, con una baja del 20,6% en las compras de bienes de capital.


Por el contrario, las importaciones de bienes intermedios aumentaron en julio 20,5% respecto del mismo mes de 2017; las de combustibles y lubricantes, 37,4% y los de bienes de consumo 7,9%. En términos desestacionalizados, las importaciones de julio aumentaron 8,7% respecto del mes anterior, precisó en su informe el INDEC.


Los mayores aumentos de las importaciones, a nivel de capítulos y partidas, correspondieron a combustibles minerales (aumento de u$s 240 millones); porotos de soja excluidos para siembra (86 millones); productos químicos inorgánicos (41 millones) y abonos (27 millones).
 

Por el contrario, las mayores caídas de importaciones fueron en automóviles, tractores, velocípedos y demás vehículos terrestres (caída de US$ 178 millones); partes de motores, generadores, grupos electrógenos y convertidores rotativos (caída de 125 millones); máquinas automáticas para el tratamiento o procesamiento de datos digitales (caída de 65 millones).


 

En julio, los principales socios comerciales de la Argentina fueron Brasil, China y Estados Unidos, en ese orden.

 

Las exportaciones a Brasil alcanzaron u$s 1.002 millones y las importaciones desde ese país, u$s 1.434 millones, con un déficit de 432 millones. Las ventas a China sumaron u$s 345 millones y las importaciones, u$s 1.138 millones, con un déficit comercial en este caso de u$s 793 millones.


Las exportaciones a Estados Unidos sumaron u$s 372 millones y las importaciones desde ese país alcanzaron 733 millones, registrando un déficit de US$ 362 millones. Estos tres países en conjunto absorbieron 31,9% de las exportaciones de Argentina y abastecieron 53,6% de las importaciones.