Un documento elaborado por IERAL (Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana), de la Fundación Mediterránea; señala que el tipo de cambio actual es el mas competitivo en los últimos 8 años y traza un ranking de economías regionales con ganadores y perdedores según su matriz exportadora, en el que a San Juan está dentro del promedio alto. Sin embargo, referentes de sectores agroexportadores locales consultados manifestaron que no están tan contentos, cuestionan que muchos de los costos están dolarizados y temen que el supuesto beneficio se diluirá. El informe económico señala que San Juan tiene el 38% de su estructura productiva con bienes "transables", es decir, que destinan una buena parte de su producción a las exportaciones, y por eso ocupa el puesto 12 en la tabla, entre las economías regionales favorecidas por la corrección del tipo de cambio (ver infografía). El estudio indica que las provincias alejadas de los grandes centros de consumo, y que cuentan con muchos recursos naturales, tienen una estructura productiva más destinada a la exportación o están fuertemente vinculadas a las mismas se verán beneficiadas. Agrega que en varias de estas provincias hay industria con base agrícola que está concentrada en el mercado interno (incluido los vinos), donde el vuelo a la exportación no será automático, pero que en general, se verán beneficiadas, entre otras consideraciones (ver recuadro).

Sin embargo, en el sector privado exportador no piensan igual. Antonio Giménez, presidente de la Cámara de Comercio Exterior puso la lupa en los costos de producción y en hacer mas esfuerzos para que Argentina salga del déficit: "La foto sigue complicada, porque el tipo de cambio es bueno; pero en la película, si siguen incrementándose los costos no será bueno. Hay que achicar el déficit porque si no, al exportador le irá bien un tiempo y luego con el aumento de costos internos el negocio se tornará inviable como ha venido sucediendo", opinó el exportador.

José Molina, desde la Cámara de Productores Vitícolas; fue contundente al cuestionar el informe. "No veo positivo para San Juan el dólar alto. La competitividad del dólar se mide, desde mi punto de vista por el poder de compra. Y si las tarifas, el combustible y los agroquímicos los tengo dolarizados, no le veo más competitividad". Agregó que esta devaluación "sólo le sirve a la zona núcleo de la Pampa Húmeda, a las economías regionales no les sirve". Molina agregó que cuando se produce devaluación en un contexto inflacionario, el productor es perjudicado y el exportador, con fletes, tarifas y combustibles dolarizados, no le veo beneficio. No entiendo la percepción de los economistas", aseguró.

En el extremo opuesto, el economista Eduardo Coria Lahoz, también fue consultado por el informe del IERAL y dijo que "para mí San Juan sí se va a ver muy beneficiada". Agregó que se deberá separar entre el sector productivo y el sector de consumidores y explicó que mientras el gobierno anterior planteó una política económica poniendo el foco en el consumo y despreciando la producción, el actual gobierno puso el foco en la producción y los consumidores van a resultar de cómo le vaya al sector productivo. ""En el caso de San Juan vamos a ver un año bueno para la agricultura y minería, y evidentemente todos los que producen bienes no transables; es decir, los médicos, empleados de comercio, los que trabajan para el mercado interno; van a ver caer su poder de compra", aseguró.

Datos del informe


* Dólar: El tipo de cambio real es el más competitivo de los últimos ocho años, comparable al

registrado en 2010. La devaluación ha sido más fuerte que la de 2014 y 2016, episodios en

los que la inflación posterior anuló los efectos favorables a la exportación. Ahora el

comportamiento de la inflación puede ser distinto, pero esto deberá corroborarse en la

práctica

*Beneficiadas: Las provincias patagónicas y las de Cuyo resultarán beneficiadas por la mejora de rentabilidad de actividades mineras y de hidrocarburos y pueden resultar beneficiadas por el impacto del turismo extranjero. Sin embargo, en varias de ellas opera como un lastre la delicada situación

fiscal. La fruticultura deberá esperar a la próxima campaña para aprovecharlo.

* Otras: Las provincias de la región pampeana pueden comenzar a sobreponerse de los efectos de

la sequía, aunque en parte sus actividades industriales son dependientes de la situación de

Brasil. En el norte del país, ponderan menos que en el promedio las actividades exportables y además, fiscalmente hay mayor dependencia de las transferencias de recursos desde la Nación. Estas desventajas pueden ser compensadas por actividades productivas vinculadas al mercado mundial, por ejemplo, litio, limones o té.