Falta. Las harinas y sus derivados llegaron a escasear el jueves en las góndolas de los supermercados, porque los proveedores decían que no había precios, pero después la situación de normalizó.

 

 

La suba del dólar de los últimos días y el temor a su impacto en la economía familiar, por ejemplo en las tarifas de servicios, han provocado algunos cambios de hábitos en los compradores de los supermercados en la provincia al punto que, por ejemplo, ya no es común el carrito lleno con las compras del mes sino que los clientes se limitan a las necesidades diarias o como máximo para la semana, según datos aportados por la Cámara Sanjuanina de Supermercados y Autoservicios (Cassa). Este fenómeno se da cuando sólo en los últimos 10 días se ha registrado un incremento en las listas del precios del orden del 15%, una cifra considerable si se considera que es la mitad del aumento ocurrido en los últimos 3 meses. Según datos de la misma entidad, en junio fue del 15%, en julio del 5% y en las 4 primeras semanas de agosto alcanzó el 10%.

La situación tiene muy preocupado al sector que agrupa a los negocios locales y no a la grandes cadenas nacionales. En este otro ámbito, en cambio, los gerentes de dos supermercados líderes dijeron que los proveedores todavía no llegan con listas de precios nuevas, pero que no se van a demorar, más con la suba de combustibles de ayer, que tiene influencia directa en los fletes.

Alejandro Donna, titular de la Cassa, mencionó que hay otro fenómeno que se está profundizando, y es que los compradores optan cada vez más por las segundas marcas de los productos, que tienen precios sensiblemente menores. También recomendó "caminar más y estar atentos a las ofertas".

Si bien desde el jueves a esta parte, a partir de la fuerte suba del dólar, se había especulado con que las cadenas de negocios iban a retirar las ofertas ante la incertidumbre con los precios, afortunadamente el fenómeno no se dio y en ningún momento han desaparecido de las góndolas. Por ejemplo, se pueden encontrar dos artículos al precio de uno o promociones con rebajas de hasta el 25%.

Otro sistema que también se ha mantenido son las pagos con tarjetas de crédito. El gerente de una cadena líder, que pidió reserva de su nombre, sostuvo que, por ejemplo, siguen las 3 cuotas sin interés con la Visa del Hipotecario y hasta 12 cuotas sin interés en electro con Nevada, por citar dos ejemplos.

Como estamos en los primeros días del mes y por ejemplo los empleados de la administración pública acaban de cobrar, los gerentes dijeron que hay mucho movimiento de clientes, pero todos con mucho temor por la remarcación.


En el comercio
 

En agosto las ventas del comercio minorista en San Juan bajaron un 4,8% en unidades vendidas, la peor cifra en 19 meses, frente a igual mes del año pasado. Fue significativa siendo que se trata de un mes donde estacionalmente los regalos a los chicos empujan la facturación.

 

Las mayores subas en los comestibles

Según el último informe del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi), las harinas, el pan, los huevos, la acelga y el pescado lideran el ranking de los alimentos que más se encarecieron en lo que va del 2018 a nivel nacional.

Según datos publicados por ámbito.com, desde diciembre de 2017 hasta la actualidad, los gastos de carnicería subieron 34,79%, los de almacén un 31,36% y los del rubro verdulería 20,50%.

En este período la harina de trigo aumentó 84,62%, seguida por el pan, la acelga y los huevos que subieron 66,67%, los tomates y el pescado 50%, las batatas y el espinazo 40%, los fideos guiseros 37,50% y el kg de pollo 36,84%, cita el informe.

El relevamiento mensual señala que en los primeros ocho meses del año el alza acumulada de los productos de la canasta familiar trepó al 30,32%.

 

Tercer mes de caída del consumo

 

El consumo masivo a nivel nacional mostró su tercer mes de caída consecutiva y cada vez más pronunciada. Fue de 3% en julio en su comparación con julio de 2017, luego de que se retrajera 2% en junio y 1% en mayo, cuando este indicador comenzó a mostrar curva descendente. De este modo, el consumo para el cierre de 2018 será negativo, en una banda que irá del 1% al 2%, en la perspectiva más pesimista.

Así lo determinó un informe de la consultora Kantar Worldpanel publicado por el diario iProfesional, en el que consigna que, en paralelo a la caída en volumen, los aumentos de precios se intensifican.

En el acumulado de los meses que van de mayo a julio todos los sectores pierden volumen, excepto cuidado personal. Se acelera, además, la caída de primeras marcas, y únicamente las propias de las cadenas y especialmente las low Price o de bajo precio, muestran avances en volumen.

En términos de niveles socio-económicos se mantiene el quiebre en la pirámide social, niveles altos y medios todavía sostienen valores positivos con respecto a 2017, mientras que en los niveles bajos se acentúa la fuerte caída en el consumo.Se han espaciado las compras, cita el documento.