Este año, la Cata de Vinos, Concurso nacional le hace frente a la crisis al organizar su 31º edición en forma ininterrumpida, para premiar a los distintos vinos del país; y entró en cuenta regresiva para la inscripción de muestras cuyo plazo finalizará el próximo miércoles 25 de septiembre.

En la actualidad ya han llegado muestras de elaboraciones provenientes de tres provincias -Salta, Catamarca y La Rioja-, e incluso algunos vinos de Brasil. Estos últimos fueron recibidos aunque las bodegas que los enviaron han sido advertidas con antelación de que no competirán en el concurso que sólo es nacional, sino que serán degustados y recibirán una devolución del jurado como muestras especiales. El prestigio que tiene este concurso, el más antiguo de Argentina y que viene realizándose en forma ininterrumpida desde 1988, es la causa de que algunas bodegas del exterior se hayan interesado en participar. ""Incluso nos llamaron bodegas de Bolivia, pero materialmente es imposible que lleguen a tiempo", explicó el presidente del Consejo de Enólogos, Pedro Pelegrina. Las restricciones de recursos debido a la situación económica que vive el país impiden este año realizar la presentación nacional como fue el año pasado, en un restaurante de Buenos Aires con los mejores vinos y enólogos; pero tanto el gobierno local como los organizadores privados estuvieron de acuerdo en que el objetivo principal de este concurso, que es posicionar los vinos de calidad, vale la pena el esfuerzo y así es que la cata tendrá su noche de premiación el próximo 2 de noviembre, después de las elecciones. La finalidad con este tipo de concurso es difundir la importancia de la industria vitivinícola en la economía y que el consumidor vuelva a incorporar el vino como un alimento con consumo responsable, distinto a otra bebidas como la cerveza o gaseosas. Este evento es organizado en conjunto con el Consejo y Centro de Enólogos, y cuenta con el apoyo financiero del Gobierno a través del Ministerio de Producción y el Consejo Federal de Inversiones (CFI).

Pelegrina agregó que las bodegas interesadas aún tienen siete días de plazo para enviar sus muestras y para completar la ficha de inscripción. Mientras tanto, como normalmente este concurso recibe un centenar de vinos, el panel de cata ya comenzó las evaluaciones: todas las noches, un jurado distribuido en cinco comisiones, de 11 integrantes cada una, se reúne para evaluar las muestras que ya llegaron al edificio del Consejo de Enólogos. En paralelo, se organizan charlas técnicas con el INTA, talleres sobre madera y cursos de análisis sensorial por parte de enólogos del INTA de Luján de Mendoza.

Las evaluaciones

El jurado ya lleva algunos días reuniéndose para evaluar las vinos participantes de la nueva cata de vinos sanjuaninos. Las muestras se clasifican en 5 categorías: vinos básicos, varietales, especiales, mistelas y espumantes. Y una vez puntuadas, surgen los ganadores: reciben medalla de plata los que obtienen entre 85 y 90 puntos, alcanzan el Oro al lograr entre 91 y 95 puntos, y el Gran Oro con 96 puntos para arriba.


Ganadores 2018
 

El año pasado, cuatro vinos argentinos -tres de San Juan y uno de Mendoza-, todos de la variedad Malbec, recibieron el Gran Oro, el mayor premio que otorga el concurso Cata de Vinos San Juan.

Cómo Inscribirse

Las bodegas interesadas deben enviar sus muestras a la sede del Consejo de Enólogos, en Avenida Rawson 497 Norte, de lunes a viernes de 8,15 a 13. Informes: 4201811, 4228100, o al correo: [email protected]