Las ferias de usados, los trueques y las reventas en grupos de Whatsapp y Facebook, todo vale este año para hacer frente a los precios de la canasta escolar. Con bolsillos flacos, precios por las nubes por la inflación y con el agregado que el año pasado por la pandemia los uniformes, calzados y útiles quedaron sin usar porque no hubo clases, están creciendo los grupos donde se ofrece todo tipo de artículos para la escuela. María Pía Aguiar, administradora del Grupo San Francisco en Whatsapp contó que el año pasado lo armó con las madres de jardín, primaria y secundaria para revender cosas y no imaginó lo útil que será este año. Ya hay muchas madres que están ofreciendo canjes, regalos y venta de artículos . "Este año se va a profundizar la reventa más que nada por la situación económica. Pero además hay mucha indumentaria que se compró nueva, no se usó y ya no le anda a los chicos. De esa manera también reciclamos y entre nosotras nos vendemos los uniformes a un precio mucho más bajo que en las tiendas de uniformes. En este grupo hay mamás de niños de todas las edades", comentó. Viviana, una de sus integrantes, tiene cuatro hijos, dos en primaria y dos en secundaria y dice que todos los uniformes del año pasado les quedaron chicos, y anticipó que comprará "lo indispensable en útiles y libros usados". Se encontrará con mucha oferta, porque el año pasado por la cuarentena, no se escribieron los libros, ya que el dictado de clases se hizo online.

Una mamá del colegio San Francisco ofrece en las redes sociales camisacos, faldas, camperas y pantalones, del talle 12 a 14, que están como nuevos.

""No usaron ni lápices ni cuadernos, pero la ropa sí habrá que conseguirla y yo voy a buscar usada", aseguró María. Por su parte, Mayra comentó que piensa vender los libros que no ocupó y el uniforme que quedó chico, Betina contó que venderá los zapatos de su hijo que pasa a 6to grado y el uniforme de su hija que irá a 4to. En grupos de Whatsapp del Colegio Nuestra Señora de Tulum, ya se están ofreciendo zapatos y pantalones. Y las mamás que se enteran están impulsando la reventa en sus grupos: "En mi casa tengo todo nuevo de invierno y de verano, del primer grado de primaria y de primer año de secundaria. Estoy de acuerdo en que armemos un grupo porque yo también pasé por la misma situación", posteó esta semana Cristina. En Facebook también han crecido la venta de uniformes que han quedado nuevos del año pasado.